Autor: UNOi

Fecha: 2 de julio de 2012

UNO con la equidad

Gustavo es un chico de 12 años que tiene parálisis cerebral, la cual le impide caminar y los movimientos de sus manos son toscos y […]

Autorretrato que se tomó Gustavo con el iPad

Gustavo es un chico de 12 años que tiene parálisis cerebral, la cual le impide caminar y los movimientos de sus manos son toscos y con un control limitado. Sin embargo, pese a sus limitaciones, cursa el segundo año de primaria en el Instituto Iberoamericano, en Pachuca, Hidalgo, donde encontró un lugar propicio para su desarrollo participando él mismo de su formación.

Aunque su discapacidad no le permite ir al mismo ritmo de los demás chicos que integran su salón, Gustavo es un niño más en el grupo, va solo al baño,  juega con sus compañeros, platica con ellos y con los maestros.

Sus compañeros lo tratan como a un igual y su presencia ha contribuido a sensibilizar al grupo, a que los niños aprendan a aceptar a las personas por quienes son y no por como son. Incluso cooperan cuando hay que subirlo o bajarlo si se requiere desplazarlo a un sitio inaccesible para sus propios medios. Cuando es necesario, se le llama la atención como a cualquier otro chico.

Gus, como a veces le llaman, trabaja actividades diferentes a las de sus compañeros. En la escritura le cuesta trabajo realizar trazos, pero se esfuerza en lograrlos. La lectura representa otra dificultad, porque todavía no logra identificar todas las letras o se le olvidan.

Sin embargo, ya puede realizar sumas y restas gracias a la implementación del iPad de UNO Internacional, utilizando diferentes aplicaciones. Lo hace excelente, aunque como todos a veces se equivoca, pero son las menos. Ya conoce los números y trabaja también con otras aplicaciones identificando las partes del cuerpo, colores o rompecabezas, memoramas, juegos de destreza.

Las aplicaciones recomendadas por UNO le han ayudado en gran medida, ya que a través de ellas Gustavo ya suma, resta, reconoce partes del cuerpo, colores, así como algunas letras y palabras. Inclusive descubrió él solo como tomar fotos con el iPad. UNO ha venido a ser una especie de catalizador para el desarrollo de sus habilidades.

Su mamá se muestra satisfecha con el desarrollo de Gus y comenta que le agrada estar en la escuela, trabajar y jugar con sus amigos. Él mismo expresa que le gusta platicar con su maestra.

Como maestra de Gus, puedo comentar que ha sido una delicia trabajar con él, escuchar sus pensamientos, verlo desenvolverse no sólo como individuo sino también a nivel social. Estoy sorprendida de su avance y de la forma en que junto con la ayuda de su mamá se esfuerza por salir adelante.

Miss Sandra Calderón

 
Close Bitnami banner
Bitnami