Autor: UNOi

Fecha: 20 de junio de 2012

Secundaria, el sueño posible

por Antonio Moreno Paniagua * Punto de partida  Cuando nos referimos a la creación de materiales didácticos para la educación básica o educación obligatoria, es común […]

por Antonio Moreno Paniagua *

Punto de partida 

Cuando nos referimos a la creación de materiales didácticos para la educación básica o educación obligatoria, es común encontrarnos con diversas normativas según el país en referencia. Por ejemplo, en la región latinoamericana es común encontrar que los Ministerios de Educación regulan, de diferente manera –ya sea vía licitaciones, o procesos de evaluación de materiales, e incluso adjudicaciones directas—la producción de los materiales destinados a los diferentes niveles educativos de este rubro escolar, el que obligadamente el Estado imparte a todos sus ciudadanos.

Por citar un caso concreto, en México la Secretaría de Educación Pública (SEP) edita y publica los Libros de texto gratuitos para los seis grados de educación primaria, libros únicos (con alcance nacional) y gratuitos que deben llevarse tanto en escuelas públicas como en colegios privados. Esta acción convierte a México en un “Estado-editor” para la educación primaria. Sin embargo, para la educación secundaria la estrategia presenta un cambio interesante: el Estado mexicano recurre a la industria editorial y solicita, de manera anual, “propuestas de libros” para ser evaluadas por la SEP. Aquellas propuestas que responden conceptualmente y, sobre todo, metodológicamente a los programas vigentes son autorizadas “…para su uso como libros de texto en secundaria”. De esta manera, la SEP conforma un “catálogo nacional” de libros autorizados, mismo que cada año se va engrosando con autorizaciones recientes. Aquí el dato interesante es que por Ley General de Educación todos los libros que NO son autorizados por la SEP no pueden ser publicados hasta que se atiendan las observaciones que esta institución solicita y, los libros, vuelvan a someterse a evaluación de la SEP. En otras palabras, todos los libros de secundaria que se utilizan en México deben estar autorizados y ajustarse a la norma establecida.

Sueño hecho realidad: materiales de Sistema UNO para secundaria

Una de las grandes novedades que Sistema UNO presentará durante el ciclo escolar 2012-2013 es la serie de materiales de secundaria para los programas BE y SE. Mientras que para el primer programa, BE, la tradición en los colegios privados marca una definición y un uso libres de materiales, para el caso de la oferta editorial de SE, que atiende las asignaturas básicas del currículo oficial (Español, Matemáticas, Geografía, Historia, …) el proceso de evaluación de materiales descrito arriba es indiscutible.

Ante tal panorama, para la creación de los materiales de SE nos dimos a la tarea de seleccionar los mejores libros de Editorial Santillana para este nivel educativo, autorizados previamente por la SEP, y tomarlos como base para la creación de los nuevos materiales de secundaria para Sistema UNO. Con este punto de partida definimos el perfil de componentes para cada asignatura básica persiguiendo un propósito doble: por un lado, conservar la calidad de los contenidos que lograron la autorización de la SEP pero presentándolos con la dosificación bimestral que implica la propuesta de Sistema UNO; por otro, incorporar en cuadernos de trabajo los ejercicios, las actividades y el programa de desarrollo de habilidades que, de manera particular complementan nuestra oferta.

Los dos propósitos descritos han aterrizado, en términos editoriales y en cada asignatura, en los siguientes componentes:

Libro de contenidos curriculares. Material didáctico que incluye todos los contenidos de los programas oficiales y organizados según el número de bloques señalados en los mismos. Integra conocimientos, habilidades, actitudes y valores en función del logro de aprendizajes esperados, mediante la producción de productos concretos que sintetizan saberes. Estos libros incluyen las referencias a todos los componentes propios de Sistema UNO: Objetos y propuestas digitales de trabajo; Videos de Discovery Education; Paquete de contenidos digitales; Videoinfografías; Códigos QR y Apps, entre otros.

Cuadernos de trabajo. Como se mencionó, el complemento perfecto que además de integrar ejercicios  de práctica en aquellos temas que resultan complejos para los estudiantes, también va guiando, mediante cápsulas, el desarrollo del trabajo con los los grandes elementos de nuestra propuesta: el tema integrador, el entendimiento universal, las preguntas pertinentes y el valor bimestral.

Así, hoy día queremos comunicar que la estrategia aquí planteada para los Contenidos curriculares ya fue presentada a la SEP para su respectiva revisión, con el propósito de que esta institución compruebe que hemos respetado cabalmente los contenidos previamente autorizados. Vale aclarar que en lo concerniente a los Cuadernos de trabajo NO es necesario someterlos a revisión de la SEP ya que este tipo de materiales de apoyo no son susceptibles de evaluación oficial. Pero no solo esto: con enorme gusto compartimos que esta revisión ha concluido y hemos logrado la obtención del “Oficio DGAME/292/12”, documento oficial que legitima que los materiales de Sistema UNO “…se apegan a los contenidos desarrollados en los libros de texto autorizados por la Secretaria de Educación Pública”. De esta manera, la obtención de materiales didácticos de la más alta calidad, bajo las premisas de Sistema UNO y con el reconocimiento de la SEP se ha logrado. Misión cumplida y estamos listos para empezar un ciclo escolar lleno de innovación y creatividad. Secundaria, el sueño es posible.

___________________________________

* Antonio Moreno Paniagua es Director de Contenidos de Editorial Santillana

 

Close Bitnami banner
Bitnami