Autor: UNOi

Fecha: 17 de marzo de 2014

México y la educación inclusiva, ¿en dónde estamos?

De un tiempo a esta parte, la inclusión educativa ha ido ganando espacios en las aulas de escuelas mexicanas, para incorporar en ellas a niños […]

Raquel Jelinek en Educación XXI
Raquel Jelinek en Educación XXI

De un tiempo a esta parte, la inclusión educativa ha ido ganando espacios en las aulas de escuelas mexicanas, para incorporar en ellas a niños con perfiles distintos. Para abordar el tema, la emisión de este sábado en Educación XXI, que transmite W-Radio bajo la conducción de Leonardo Kourchenko, tuvo como invitadas a Alejandra Piñero, directora de Empleo con apoyo; Raquel Jelinek, directora de la Confederación Mexicana de organizaciones en favor de la persona con discapacidad intelectual, A.C. (CONFE); y, Alejandra Agraz, Todos por la inclusión, A.C.

A solicitud de Leonardo, Raquel Jelinek explicó que la discapacidad intelectual no es una enfermedad sino una condición de la persona. Se trata, dijo, de personas que les cuesta un poco más de trabajo aprender, a veces acompañadas de otras limitaciones, pero que muchas veces pueden superarse si cuentan con el apoyo que necesitan. CONFE agrupa a distintas organizaciones hermanadas con la misión y el compromiso de mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad intelectual y sus familias.

Por su parte, Alejandra Agraz, de Todos por la inclusión, dijo que son una asociación civil de segundo piso, enfocada en discapacidad intelectual, que no brinda atención directa a las personas pero se acerca a las asociaciones que lo hacen y crea estrategias para ayudarlas. Adicionalmente están comprometidos en la alfabetización con cursos de herramientas alternativas y estrategias derivadas de la experiencia.

Además de las causas genéticas, Raquel señaló entre las causas de discapacidad intelectual: la desnutrición derivada de la pobreza, servicios inadecuados de salud como problemas en el parto e incluso la violencia intrafamiliar.

Alejandra Piñero en Educación XXI
Alejandra Piñero en Educación XXI

Alejandra Piñero describió a Empleo con apoyo como una asociación pequeña que se dedica a integrar a personas con discapacidad intelectual en el ámbito laboral. Incluye programas pre-laborales incluso desde la escuela prepararlos para que tengan éxito en ese ámbito y comprende un trabajo integral con padres y psicólogos además de un programa de sensibilización a las empresas.

Sobre los avances en materia de inclusión, Raquel se refirió a un estudio de CONFE a 15 años después de la Declaración de Salamanca –que fue una primera iniciativa para que los chicos con discapacidad intelectual se integraran en las aulas. El estudio reveló que falta mucho por hacer; hace falta mayor apoyo, información y profesionalización con los docentes. En México, dijo, existen aún prejuicios hacia las personas con discapacidad en general y, en particular, las personas con discapacidad intelectual están marginadas.

Agregó que a diferencia del Teletón, cuyos centros están orientados a la discapacidad psicomotriz, en CONFE trabajan por la justicia social, por un marco de derechos para las personas con discapacidad: en ese contexto la rehabilitación es un derecho. Es una obligación del Estado mexicano garantizar la rehabilitación para todas las personas.

Señaló Jelinek que lo interesante de la educación inclusiva tiene que ver con un reconocimiento de y aprecio por la diversidad humana, no sólo en las personas con discapacidad. Esta es una diferencia con la declaración de Salamanca que propuso que los niños y niñas con discapacidad fueran a las escuela y se creara una estrategia de apoyo, de trabajo colaborativo y ajustes curriculares enfocados a la persona para facilitar su desempeño. La educación inclusiva es otra cosa: significa cambiar el entorno completo de la comunidad educativa, que incluye a los padres, a la comunidad cercana, a las estructuras a los materiales, a los docentes y trabajar con ellos. La visión es que se dé atención a la diversidad humana.

Alejandra Agraz en Educación XXI
Alejandra Agraz en Educación XXI

Alejandra Agraz dijo que hay avances en las escuelas aunque falta mucho. Sí las hay que abren la puerta y comienzan a tratar de hacer un programa de inclusión con el acompañamiento de los padres y, a veces, con  apoyos externos como terapeutas. Otras  lo hacen con programas piloto, pero es necesaria la capacitación y sensibilización de la comunidad.

Sobre la situación en otros países, Alejandra Piñero dijo que los países desarrollados sí responden por estas personas; se preocupan por su educación y su trabajo. El tener niños con discapacidad en un aula, dijo, beneficia a todo el salón. Para integrar a un niño con discapacidad en el aula hay que hacer varios cambios, adaptar el currículo, cambiar la mentalidad de docentes y personal para tratarlos de acuerdo a sus individualidades y retos.

Con la idea presentar experiencias de instituciones educativas abiertas a discapacidad de todo tipo, Alejandra Agraz informó que el Seminario ABC de la inclusión educativa se llevará a cabo el miércoles 26 marzo de las 8 a las 17:30  horas en auditorio de CONFE. (Carretera México-Toluca 5218, Colonia El Yaqui, Cuajimalpa). Más información se puede encontrar en www.confe.org.mx  y cualquier duda se responderá en el correo: seminario.inclusioneducativa@gmail.com.

A la pregunta de Leonardo de qué debe hacer una escuela que desee abrir un espacio a la inclusión, Agraz señaló que lo más importante es que directivos y docentes tengan una sensibilización total al tema, que entiendan que el beneficio es común, no sólo para los niños con discapacidad. La escuela va a aprender a educar en la diversidad. Va a crear personas más sensibles con la realidad.

En el caso de las escuelas públicas Raquel comentó que hay voluntad pero falta estructura e infraestructura. Subrayó que gran parte de los educadores no fueron formados en un marco de educación inclusiva por lo que se requiere de una capacitación de atención a la diversidad.

a Inclusión 053 Gpo

___________________________

Close Bitnami banner
Bitnami