Autor: UNOi

Fecha: 15 de noviembre de 2013

Analizan especialistas el aprendizaje de la ciencia y su evaluación en educación básica

Este jueves, en el Centro Cultural Universitario de Tlatelolco, inició la VII Conferencia Internacional sobre enseñanza indagatoria de la ciencia en educación básica, que este […]

VII Conf. Enseñanza Ciencia wpEste jueves, en el Centro Cultural Universitario de Tlatelolco, inició la VII Conferencia Internacional sobre enseñanza indagatoria de la ciencia en educación básica, que este año está dedicada a La evaluación del aprendizaje de la ciencia, tendencias y retos.

El objetivo es analizar, desde la perspectiva de la educación científica basada en la experiencia vivencial y la indagación,  estrategias de evaluación eficaces para del aprendizaje de los conocimientos, las habilidades y las actitudes de los estudiantes de educación básica.

VII conf 03 Jaime Lomelín GuillénEn la sesión inaugural, el Ing. Jaime Lomelín Guillén,  Presidente del Consejo de Innovec se pronunció por “… hacer realidad el legítimo derecho de los niños para que se dé una educación científica de calidad” y destacó la importancia de la evaluación de los aprendizajes como una forma de mejorar, así como de disponer de instrumentos eficaces para evaluar.

VII conf 04 Mario MolinaPor su parte el Dr. Mario Molina, premio Nobel de Química y vicepresidente de Innovec, dijo que hay que aprovechar la curiosidad natural de los niños para que disfruten y razonen su aprendizaje. El Dr. Molina se refirió a las nuevas formas de enseñanza y señaló que “Aunque sabemos del enorme potencial que tiene estas pedagogías, sí es importante evaluar los resultados de todos nuestros esfuerzos, no sólo para ver cómo están funcionando sino para optimizarlos y poder aprender mejor y distribuirlos”.

VII conf 06 José NarroAl declarar formalmente inaugurada la conferencia, el Dr. José Narro Robles, Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, dijo que debemos “no solo transmitir conocimiento sino aprovechar los procesos para generar nuevo conocimiento y para hacer innovación en todas las áreas, no sólo en lo tecnológico sino también en lo social”. Subrayó que hoy no estamos teniendo ni los resultados que quisiéramos, ni creando las condiciones para un cambio en los próximos años, situación que hay que revertir.

 

Desarrollar una cultura de la Evaluación ¿Para qué?

Con este título, la maestra Sylvia Schmelkes, Directora del instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), comenzó por exponer tres problemas que imperan a nivel nacional en el ámbito educativo: Acceso, equidad y calidad.

VII conf 10 Sylvia SchmelkesEn el renglón de acceso, mencionó que hay 3.9 millones de niños fuera de la escuela –la mayoría de preescolar–, principalmente por falta de oferta. En el aspecto de equidad dijo que “damos menos a quienes más lo necesitan” refiriéndose al desigual gasto por alumno en comunidades rurales y urbanas. Mencionó además que la aplicación homogénea del currículo sin considerar las diferencias regionales termina afectando en especial a los indígenas. Respecto a la calidad señaló que tanto en las mediciones de PISA como en las del INEE, los conocimientos necesarios para enfrentar las demandas de la vida moderna están  muy por debajo de lo esperado y, comentó que un tercio de la población no ha concluido la educación básica.

Entre las causas, la maestra Schmelkes destacó las históricas que entre otras incluyen pobreza, desigualdad y trabajo infantil, localidades pequeñas donde es difícil llevar la educación y padres que al no haber recibido educación tienen un marco reducido para exigir calidad en la misma.

La presidenta del INEE hizo énfasis en que la evaluación por sí sola no resuelve los problemas y que hacen falta mediaciones de política educativa para que sea efectiva. Por ejemplo: que las condiciones de trabajo de los maestros sean adecuadas; atender condiciones del contexto que modifican el aprendizaje (nutrición, trabajo infantil, discapacidad); la formación inicial y en servicio de los docentes; la distribución de los recursos: y, la necesidad de flexibilizar el currículo.

La evaluación –dijo– debe ser esencialmente formativa: “Vamos a evaluar para mejorar”.

Y el universo a evaluar comprende a alumnos, profesores, instituciones educativas, programas y políticas. Debe partir de la complejidad del hecho educativo y tener credibilidad con base en una sólida formulación técnica.

Sobre los riesgos de la evaluación, aludió al manejo inadecuado de la prueba ENLACE –aplicada a alumnos– para evaluar a los maestros, generando desvíos como preparación previa de alumnos, venta de exámenes, etc.

Una cultura de la evaluación se va construyendo en la medida que va demostrando su capacidad de mejorar, afirmó.

La maestra Schmelkes explicó las que denominó cuatro A’s para la educación: Asequibilidad (oferta disponible); Accesibilidad (sin barrras económicas, físicas); Adaptabilidad (contra la homogeneidad del currículo); y Aceptabilidad (que al alumno le guste estar en la escuela y se sienta respetado).

Agregó que las evaluaciones exigen, que sean públicas, transparentes, que respeten los datos privados y que sean apelables. Distinguió entre las evaluaciones sumativas y formativas. Sobre las primeras señaló que deben dar certeza, ver el contexto y considerarse como un proceso. Deben conceder yna segunda y tercera oportunidades y retroalimentar para ello. Las evaluaciones formativas, dijo, tienen la finalidad de retroalimentar para mejorar.

Para los actores implica: que los alumnos que conozcan el propósito del proceso evaluativo y lo acepten; para los docentes que se clarifiquen los propósitos que se diseñen para retroalimentar y que se dejen retroalimentar por la evaluación de sus alumnos.

Respecto a su aplicación, la evaluación implica para los docentes, que cambien su manera de hacer las cosas para tener resultados mejores; en los planteles pretende identificar problemas y planear en colegiado la solución; y para el sistema educativo, establecer las mediaciones que se evidencien en los resultados.

Para la sociedad, evaluar implica que debe interesarse en conocer este instrumento para fortalecer nuestra democracia y ejercer presión para corregir mediaciones.

Para terminar, la maestra Schmelkes dijo que una cultura de la evaluación acepta que éstas no son infalibles; son perfectibles y que debe avanzarse en la metodología; que la evaluación misma sea evaluada en sus efecto, en su impacto, en su capacidad predictiva y de solución a los problemas; y, finalmente, que se haga pública.

___________________________________

 

 

 

Close Bitnami banner
Bitnami