Autor: UNOi

Fecha: 30 de agosto de 2016

Tecnología versus comunicación en la familia

La tecnología puede ofrecernos herramientas para acercar y favorecer la comunicación entre las personas, pero también, si no se utilizan en forma adecuada puede ocurrir […]

La tecnología puede ofrecernos herramientas para acercar y favorecer la comunicación entre las personas, pero también, si no se utilizan en forma adecuada puede ocurrir exactamente lo contrario.

Una escena que vemos repetirse cada vez más en los restaurantes, es la de una familia cuyos integrantes están atentos cada uno a su dispositivo, sin ninguna interacción entre sí. En casa pasan cosas similares: el padre mira el futbol en la televisión, la hija escucha música en sus audífonos, la mamá revisa sus entradas de Facebook y el pequeño juega con una app en su tableta; todo en la misma habitación.

Todo lo anterior es válido siempre y cuando no sean éstas las conductas prevalecientes, en cuyo caso, los dispositivos serían la excusa para evitar el contacto con los demás, siendo entonces una consecuencia de la falta de comunicación y no la causa de ella.

No son los aparatos sino el uso que hacemos de ellos. Para evitar estos extremos, los adultos deben –comenzando por ellos mismos–, regular su utilización, establecer límites y horarios y dejar en claro cuándo y dónde se pueden usar, preservando así los espacios de encuentro y convivencia familiar y propiciar los momentos de vinculación sin cables o Wi-Fi.

________________________________

Close Bitnami banner
Bitnami