Autor: UNOi

Fecha: 28 de diciembre de 2012

Sociedad 3.0 versus Educación 1.0

Karla Garduño. Educación a Debate. 26712/2012. En una sociedad donde la tecnología proporciona un conocimiento ilimitado y donde la interacción es ilimitada, es urgente adoptar […]

Foto: © everett225/depositphotos.com

Karla Garduño. Educación a Debate. 26712/2012. En una sociedad donde la tecnología proporciona un conocimiento ilimitado y donde la interacción es ilimitada, es urgente adoptar un sistema educativo que forme ciudadanos con las cualidades necesarias para desarrollarse en este ámbito.

John W. Moravec, investigador y profesor de la Universidad de Minessota, lo explica así: estamos en una sociedad 3.0 y la educación sigue siendo 1.0, un problema que no es único de México.

“De alguna manera hemos industrializado el sistema de educación y nos hemos enfocado en construir cerebros empaquetados, esto lo estamos haciendo en todos lados”, dice Moravec.

Moravec, quien también es director de la organización Education Futures, fue el encargado de inaugurar este año el séptimo Encuentro Internacional Educativo “Cómo debería ser la educación del siglo XXI”, organizado por Fundación Telefónica.

El especialista sumó a todas las actividades del encuentro (foros virtuales, debates, conferencias y encuentros presenciales) su teoría sobre la educación 3.0 y los llamados knowmads.

Para entender la sociedad 3.0 es preciso definir a las sociedades 1.0 y 2.0 como lo hace Moravec.  La primera surgió con el desarrollo de agricultura, con empresas basadas en la familia y en las que los niños aprendían y trabajaban en casa. Con la industrialización, se separó a los niños de la casa.
“Hicimos otro tipo de fábrica para los chicos: inventamos las escuelas, que se basan también en la producción industrial: la gente está en hileras y el profesor enfrente diciéndonos qué es lo que tenemos que aprender”, explica Moravec en su conferencia durante el encuentro realizado en Argentina.

En la sociedad 2.0 empieza la era del conocimiento. La información es convertida en conocimiento y tomamos conciencia de que el conocimiento es muy personal, que está formado de elementos tácitos y elementos explícitos. El conocimiento explícito se puede adquirir en un libro; el conocimiento tácito se aprende haciendo, señala el especialista.
El paradigma de esta sociedad es la interpretación de información, los significados social y personalmente construidos y un mejor manejo del caos  y la ambigüedad.

Cambio de paradigmas

En cambio, en la sociedad 3.0, llamada sociedad de la innovación, el paradigma es el conocimiento aplicado de manera contextual, la difusión del conocimiento de forma horizontal, las relaciones heterogéneas y el caos y la ambigüedad no sólo son aceptados, sino que se les acoge y se les atiende.

“La sociedad 3.0 tiene tres ejes conductores: la aceleración del cambio, la globalización continua, y la innovación impulsada por los llamados knowmads (un trabajador del conocimiento capaz de involucrarse en distintos ámbitos del conocimiento)”, dice Moravec.

La aceleración de los cambios tecnológicos en la sociedad 3.0 tiene una gran presión sobre la sociedad. La apertura de esta tecnología, además, permite que haya nuevas formas de participación en el mismo: una persona puede tener muchas carreras, ponerse “distintos sombreros dentro de la misma organización”, explica el académico.

Bajo esta premisa surgen los knowmads, o nómadas del conocimiento, quienes construyen el conocimiento personal a través de la recopilación de información y experiencias tácitas, y aprovechan este conocimiento para producir nuevas ideas.

Los knowmads son capaces de aplicar sus ideas y conocimientos en diversos sectores sociales y las configuraciones organizativas; son usuarios de redes naturales, emprenden nuevas organizaciones, culturas y sociedades; utilizan las nuevas tecnologías para ayudar a resolver problemas y trascender las limitaciones geográficas;  están abiertos a compartir lo que hacen y pugnan por el acceso abierto a la información, el conocimiento y la experiencia de los demás; desarrollan hábitos de pensamiento y práctica para aprender continuamente y adoptar nuevas ideas y prácticas; prosperan en organizaciones no jerárquicas, y no tienen miedo de fallar, son las definiciones de Moravec.

La escuela de la innovación

A pesar de vivir en una sociedad 3.0, la mayoría de la educación se mantiene bajo los paradigmas de la sociedad 1.0: interpretación de datos, jerarquía, roles y trabajos definidos y una tendencia por evitar el caos y la ambigüedad.

“Tenemos que preguntarnos: para qué paradigma estamos preparando a los chicos, queremos empleos del siglo 19, del siglo 20 o del 21, que van a estar basados en la creatividad y la innovación”, cuestiona Moravec.

Bajo esta teoría, Moravec cuestiona la existencia misma de los planteles escolares, donde la tecnología es vista como una amenaza. ¿Por qué no llevar un teléfono al salón de clase?, cuestiona, ¿puedo encontrar en él una mejor respuesta que la que tiene el maestro?

Con la educación 3.0, asegura Moravec, la escuela puede estar en cualquier lado. En este tipo de escuelas, más allá del software y hardware, se desarrolla el mindware: la imaginación, la creatividad y la innovación.

“La sociedad empieza a repensar las escuelas como lugares donde todos podemos aprender de manera continua. Tenemos que reabrir las escuelas a toda la población, los docentes no tienen que ser solamente profesionales capacitados para eso. Los docentes son todo en todos lados”, dice.

Mientras que en la educación 1.0 el significado es dictado, en la 2.0 es construido socialmente y en la 3.0 es socialmente construido y reinventado en cada contexto. Aquí la escuela deja de ser para los padres un espacio donde cuidan a sus hijos de día, sino que se transforma en un espacio donde ellos mismos pueden aprender.

El proceso educativo en la educación 1.0 es del maestro al alumno y aunque en la 2.0 ya hay también un contacto de alumno a alumno, en la 3.0 la interacción es hacia todos lados: maestro-alumno, alumno- alumno, alumno-maestro y persona-tecnología-persona.

“Las escuelas 3.0 son generadoras de productores de conocimiento, no de autómatas; comparten, mezclan y sacan provecho de las nuevas ideas; abrazan el cambio acelerado y no intentan frenarlo”, explica Moravec.

______________________________________________________

La nota completa puede leerse en: http://educacionadebate.org/41604/vivimos-en-una-sociedad-3-0-con-una-educacion-1-0-moravec/

El video de la conferencia completa se puede ver en: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=RyjCd4sRRxE

Close Bitnami banner
Bitnami