Autor: UNOi

Fecha: 18 de diciembre de 2013

Revela estudio que los iPad mejoran el aprendizaje

Las tabletas pueden ayudar a los estudiantes con conceptos complejos como el tiempo y el espacio.   por Brian Handwerk para National Geographic News 10/12/2013.    […]

Foto: -©-Aaron-Amat/depositphotos.com
Foto: -©-Aaron-Amat/depositphotos.com

Las tabletas pueden ayudar a los estudiantes con conceptos complejos como el tiempo y el espacio.  

por Brian Handwerk para National Geographic News 10/12/2013.   

¿Qué tan grande es el universo, qué tan pequeño es un átomo y, cuánto tiempo hemos vivido en la tierra los humanos en comparación con los dinosaurios? son preguntas cuyas respuestas se aprenden mejor con un iPad, según un estudio reciente que muestra cómo las tabletas explotan las capacidades neurocognitivas que ayudan a los estudiantes a entender magnitudes enormes y otros conceptos difíciles.

La investigación encontró que los estudiantes ven avances en el aprendizaje con apenas 20 minutos de estudio en el iPad y, si se les apoya con la orientación de un instructor, los avances podrían incluso ser más pronunciados, sugieren los científicos. “La conclusión es que estos iPads y herramientas similares pueden de hecho marcar una diferencia”, dijo el físico Matthew Schneps, miembro fundador del Departamento de Educación de la Ciencia en Centro Smithsoniano de Astrofísica de Harvard, en Massachusetts.

Schneps explicó que su estudio del sistema solar virtual examinó el uso del iPad, que es un poco distinto a la mayoría de las aplicaciones para el aula. “Muchos educadores están viendo al iPad como una forma económica de transmitir contenidos y ahorrar dinero en libros de texto  y, hay disponibles muchas aplicaciones que intentan convertir el aprendizaje en una especie de juego”, dijo.

“Estos usos están bien, pero lo que nosotros estamos probando es si en realidad el iPad te permite simular cosas que de otro modo los estudiantes no podrían experimentar”.

Schneps señaló que un buen ejemplo de algo cuya explicación puede dificultarse en el aula es una demostración realista del sistema solar en la tableta. El aprovechamiento del potencial único de estos dispositivos desencadena en el cerebro capacidades neurocognitivas de aprendizaje que no se emplean con frecuencia durante la instrucción tradicional, agregó.  

Que tus dedos hagan el recorrido (por las estrellas)

En el estudio –explicó Schneps–, estudiantes de secundaria de Bedford, Massachusetts, utilizaron la simulación Solar Walk de Vito Technolgy para explorar, de dos maneras distintas, imágenes en tercera dimensión con características de “pellizcar y acercar”.

Primero, se dispuso la pantalla de modo que apareciera el sistema solar en una escala irreal (Orrey display), como la que se reproduce comúnmente en los libros de texto. “Es el tipo de forma que estamos acostumbrados a ver, la cual está hecha para que las cosas parezcan más interesantes”, dijo. Se caracteriza por planetas exageradamente grandes, incluyendo una Tierra con un diámetro que asombrosamente es un 38 por ciento del diámetro del sol. LA órbita de la tierra se encoge a sólo cinco veces el tamaño de su propio diámetro.

La segunda experiencia empleó la modalidad de escala real, mostrando qué tan diminutos son en realidad los planetas, en comparación con el tamaño de sus órbitas, apareciendo apenas como unos puntos en la pantalla para mostrar al observador que tan vasto es en realidad el sistema solar.

Los autores informan que los usuarios mostraron avances en el aprendizaje en ambas modalidades, aunque la experiencia de la escala real fue en particular efectiva para promover el aprendizaje y despejar conceptos erróneos en cuanto a escala sobre nuestro vecindario cósmico.

Los educadores han batallado para representar estos conceptos. Piense en líneas del tiempo sobre un pizarrón que se extiendan por millones de años, o en estudiantes dispersos por el salón con pelotas de baloncesto, tenis y golf con la idea de representar a los planetas. “Estos son eventos de gran escala y estamos mostrando cómo se puede aprender mucho más con una simulación realista que sería imposible que cupiera en el salón de clases”, dijo Schneps.

El valor del iPad se comprobó comparando los resultados de exámenes aplicados a miles de estudiantes en todo Estados Unidos. Schneps y sus colegas supieron exactamente cómo se desempeñaron los estudiantes en esas pruebas, así como en qué diferentes niveles de instrucción tradicional mejoraron sus calificaciones. “De modo que realmente podemos ver cómo el iPad modificó sus resultados”, afirmó.

Lo que sigue

La investigación sugiere que las tabletas pueden auxiliar en el estudio de muchos conceptos científicos que son difíciles de captar, como la distancia, el tiempo y otros temas de gran escala, dijo Schneps. “Esto sucede en el estudio de las eras geológicas; el tamaño del universo; el marco de tiempo de la mutación biológica y la evolución; la masa, tamaño y velocidad de partículas atómicas, subatómicas y moleculares, etc.”, señala el estudio.

Aunque este tipo de aprendizaje está aún en sus albores, el aprovechamiento de la tecnología podría convertirse un día en una capacitación fundamental para las carreras de las nuevas y futuras generaciones. “No van a hacer cosas en su trabajo del mismo modo que lo hicieron las generaciones anteriores –comentó Schneps–, así que si los chicos pueden aprender hoy en la escuela a usar las mismas herramientas que usarán más adelante en su profesión, es algo bueno”.

La investigación se publicará en la edición de enero de 2014 de Computers and Education

_______________________________

El artículo original se puede leer en: http://news.nationalgeographic.com/news/2013/12/131210-ipad-learning-education-space-science/. Traducción: UnoNews.

 

Close Bitnami banner
Bitnami