Autor: UNOi

Fecha: 6 de septiembre de 2015

Reúne UNOi a mil padres de familia en Morelia

Con el vivo interés de ser parte activa en la formación de sus hijos y, en respuesta a la convocatoria de UNO Internacional al Congreso […]

a Morelia auditorio

Con el vivo interés de ser parte activa en la formación de sus hijos y, en respuesta a la convocatoria de UNO Internacional al Congreso El rol de los padres en el siglo XXI, más de un millar de padres de familia colmaron este sábado el teatro Morelos en Morelia, Michoacán.

A cargo de la conducción estuvo Leonardo Kourchenko, quien dio la bienvenida, presentó a los ponentes y moderó los intercambios con papás y mamás.

a Morelia PZEl tema de la Resiliencia fue el primero que abordó Patricia Zorrilla, como herramienta para ayudar a los hijos a enfrentar la adversidad. La directora de formación de UNOi hizo énfasis en la importancia de dejar que los hijos vivan su propio proceso y no tratar de evitárselos poniéndolos en una burbuja protectora que tarde o temprano reventará. Una cosa –dijo–, es sobrevivir una situación dolorosa y otra ser resiliente. La resiliencia solo se da cuando permites que esa situación te transforme y se vuelva un aprendizaje; no cuando niegas sino cuando aceptas que esto te tocó vivir por algo. Es válido sentirse mal, enojarse, llorar, pero es necesario elegir la actitud para enfrentarlo. Por muy difíciles que parezcan las cosas, siempre podemos encontrar una forma de resolverlas y salir adelante, concluyó.

a Morelia APEn su exposición sobre el desarrollo de habilidades emocionales, la psicóloga Araceli Pastrana afirmó que la gente que tiene más éxito es la que es ella misma y que corresponde a los padres ayudar a los hijos a ser ellos mismos, a que se descubran a sí mismos. Araceli dividió las emociones en positivas y negativas y pidió estar conscientes de que ambas nos alteran. Para destacar la relevancia del lenguaje corporal y su congruencia, La ponente interactuó con el auditorio haciéndoles expresar emociones por medio de gestos. Se refirió también a la carga afectiva del diálogo con los hijos y la percepción que ellos tienen del tono de voz, la autoridad, el cariño, el regaño. Enumeró características de niños con problemas de adaptación como señales claras que requieren atención. Presentó alternativas para expresar límites en forma positiva y ofreció también recomendaciones puntuales para el manejo de las emociones; entre otras: ser ejemplos positivos, saber escuchar y mantener expectativas realistas. Subrayo además la trascendencia del respeto y el hecho de explicar las razones cuando no puedan satisfacerles alguna solicitud.

a Morelia YRYordi Rosado cerró las exposiciones hablando de la adolescencia y los problemas que enfrentan los padres en aspectos de comunicación, peligros del Internet y establecimiento de reglas y límites. El autor del libro “Renuncio. Tengo un adolescente y no sé qué hacer”, señaló que en esta etapa los jóvenes enfrentan una gran ansiedad en busca de su propia identidad. Nuestro trabajo, dijo, es ayudarlos a convertirse en personas independientes y a tomar sus propias decisiones. Pidió estar atentos y no desaprovechar los momentos en que los chicos se abren y están dispuestos a hablar, porque en realidad lo necesitan. Recomendó vigilar de cerca la forma en que usan Internet y advirtió sobre una gran cantidad de peligros potenciales. Por último, dividió en tres niveles las transgresiones adolescentes, donde las menores pueden pasarse por alto sin generar conflicto como el largo del pelo; las segundas son negociables como los permisos y, las últimas, en los casos de alcohol, sexo y drogas requieren de una atención inmediata e impostergable. Para terminar, recordó la frase de un amigo que le dijo que para ser padre de un adolescente había que ser no como un roble sino como una palmera, con la flexibilidad suficiente para resistir huracanes.

__________________________________

 

Close Bitnami banner
Bitnami