Que nos habite la Lectura. Que se recree el imaginario de los niños - UNOi Internacional
Necesito ayuda
Quiero más información

Autor: UNOi

Fecha: 1 de abril de 2015

Que nos habite la Lectura. Que se recree el imaginario de los niños

  Reinventar la Escuela. Día ciento cuarenta y dos por Carmen Campos “…Son las palabras las que cantan… Las amo, las adhiero, las persigo, las muerdo, las derrito… Amo tanto las palabras…” Suena Neruda en voz de Demetrio Ávila, dramaturgo y promotor cultural tamaulipeco, al dirigirse a los alumnos de secundaria y preparatoria del Colegio […]

wm 2015 marzo ipad 761 wg

 

  • Reinventar la Escuela. Día ciento cuarenta y dos

por Carmen Campos

“…Son las palabras las que cantan… Las amo, las adhiero, las persigo, las muerdo, las derrito… Amo tanto las palabras…” Suena Neruda en voz de Demetrio Ávila, dramaturgo y promotor cultural tamaulipeco, al dirigirse a los alumnos de secundaria y preparatoria del Colegio Surval, cuando en compañía de Marisa Avilés, escritora, también tamaulipeca, dialogara en torno a la lectura y sus quehaceres. El encuentro, suscitado en el marco de la 5ª Feria del Libro, el Imaginario de las letras, fue propicio para derretir algunas opiniones respecto a la importancia de leer y a los placeres que podemos encontrar en esta práctica. –“Tenía tanto miedo de venir ante ustedes y no tener nada más que contar que una historia cómoda y burguesa de un remedo de escritor” –, expresó Demetrio ante la mirada de los muchachos que poco a poco se acunaron en el texto de un apasionado de las letras, que ha encontrado en la lectura, según su dicho, la forma más segura de ser libre.

Marisa por su parte, se remitió a sus tiempos en la secundaria, en un acto de profunda empatía, porque al igual que Demetrio llegó a sentirse preocupada con un público que transita entre la nostalgia de los cuentos infantiles hasta la curiosidad insatisfecha de las 50 sombras de grey, pasando por Harry Potter o Stephen King. ”En esa época me acerqué a los libros. Los invité a tentarme, a enredarse en mis actividades y pensamientos cotidianos. Incauta que fui… tiempo después me di cuenta de que el problema con los libros es que creemos poseerlos y nos toman. Se centran en nuestro ánimo, imponen sus ideas… se apropian de nuestras miradas”, selló enfática, mientras el silente público buscaba en sus haberes, los recursos que les permitieran, más tarde, alguna forma para completar el diálogo, porque como dijeran los alumnos de 3º de secundaria, para qué ir a una mesa como esa, si solo platican los “expertos”. Con los escritores invitados, estuvo Hugo Jaramillo, alumno del mismo grupo quien hizo la hombrada de sus quince años y venciendo el nerviosismo, habló ante sus compañeros de los placeres que la lectura le reporta. Lector asiduo de reciente cuño, fan de las zagas y de Stephen King,  Hugo remembró los tiempos en que negociara con sus padres las idas al cine o la compra de juguetes, por novelas cortas que en breve lo pusieron en mundos ignorados, que ahora le tienen atrapado, le apasionan y le han dado pauta para entender más y mejor aquello que escuchara algún día y que ahora, Demetrio le refrenda. Leer te hace libre y te vuelve fuerte porque te brinda materiales para hacer amigos, para mejorar tus calificaciones, para recrear la vida.

Terminadas las presentaciones, el respetable toma la palabra. Obligados primero y voluntariamente después, comentaron e hicieron preguntas, buscando abrevar y compartir, porque está sabido que quien lee, siempre da y recibe y al hacerlo expande su intelecto, su emoción, su experiencia. Se fortalece y crece.

Dije antes que la experiencia ocurrió en el marco de la 5ª Feria del Libro, Surval 2015, pero no fue la única. Otra vez vinieron los padres de familia y se llenaron los patios y jardines del colegio con lectores de todas tallas, reunidos en torno a los libros y sus secretos insondables. En un Maratón de lectura, chicos y grandes leyeron y se dejaron leer, porque no hay placer más preciado, al menos para mí, que escuchar de otros, como se desgranan las historias, como se convierte en público el acto íntimo que supone el encuentro entre el yo y el libro. Propiciando en todo caso que los libros nos habiten, como dijera Marisa Avilés, parafraseando a Carlos Monsiváis. Y otra vez, como hace mucho tiempo, nos habitaron y al hacerlo nos brindan los insumos esenciales para entender al mundo. Por cierto que volvemos a tener acceso a los acervos que CONACULTA reserva para la promoción de la lectura. Nos constituimos nuevamente como SALA de LECTURA, confiando en que desde ahí podamos seguir fortaleciendo su práctica por el solo placer de leer y leernos para otros.

Les dejo imágenes de los eventos, lo mismo que testimonios de algunos estudiantes.

wm 2015 marzo ipad 000 Collage

“Fue buena la Feria del libro aprendimos tips de lectura, nos dimos cuenta que no es aburrida, que los libros pequeños también encierran grandes cosas. No le quitaríamos nada, le daríamos más tiempo a la exposición y venta de libros de Educal; quizá sea bueno incluir un encuentro con escritores”. 1º de SEC.

“En relación a la Feria del libro los comentarios de segundo de secundaria se volcaron en torno a la lectura: “Me di cuenta que la poesía es más emocionante de lo que pensaba” dijo Jessica. “Vi la importancia de la lectura y cómo la expresaban en voz alta”, comentó Jesús. “Conocí y aprendí más sobre los libros”, expresó Analú. “La lectura no es aburrida, es interesante”, enfatizó Paco. “Crecemos como personas al darnos cuenta cómo se expresan los sentimientos de una persona que escribió por otra que los leyó”, cerró Camila. Y todos nos quedamos muy contentos”. Miriam Flores, Coordinadora.

wm 2015 marzo ipad 737

___________________________