Autor: UNOi

Fecha: 5 de diciembre de 2013

PISA: México, último lugar de la OCDE

por Leonardo Kourchenko    Algo pasa en América Latina que fracasamos consistentemente en las pruebas internacionales. ¿Dónde residen las causas del mal desempeño escolar en nuestros […]

LK Columna

por Leonardo Kourchenko   

Algo pasa en América Latina que fracasamos consistentemente en las pruebas internacionales. ¿Dónde residen las causas del mal desempeño escolar en nuestros países?

De revisar en detalle la lista de resultados de PISA 2013,  8 países de Latinoamérica están entre los últimos 14 lugares de 65 naciones.

El penoso caso de México es aún más notorio, porque es el único que pertenece a la OCDE, donde lamentablemente ocupa el lugar 34 de 34: el último.

En contraste algo están haciendo bien y muy bien las naciones asiáticas que salen en primer lugar y ahora, no sólo Corea y Japón a lo que ya estábamos acostumbrados, sino la planadora China se lleva dos de los primeros tres.

Cuando se revisa el informe a mayor profundidad, se descubren algunas de las causas que pudieran sustentar sus éxitos frentes a nuestros recurrentes fracasos.

Sus sistemas son más libres, más pragmáticos, enfocados a resultados concretos en áreas de producción y desarrollo. La educación cumple una función social básica en esas naciones, y consiste en el ascenso social, en el resultado eficiente en industrias, en empresas, en negocios, en la capacidad de asumir la vida presente como un reto que se descifra y se genera y se produce para ello.  Esto podría pensar que sus áreas técnicas o de ingenierías y ciencias aplicadas son muy extensas, lo cual es cierto, pero no por ello han desaparecido las ciencias sociales, la investigación, la filosofía o la academia clásica.

Evidentemente todo su aparato educativo está tecnologizado, inmerso en la dinámica del siglo XXI. Portales, dispositivos móviles, educación a distancia, tutorías y demás herramientas que enlazan la vida y la realidad con el mundo educativo, la escuela y la universidad.

Dice PISA 2013 que los resultados exitosos de los países asiáticos radican en su orientación hacia la realidad cotidiana de los sujetos y la resolución concreta de problemas reales, específicos que suman saberes y competencias.

Nuestros sistemas, los latinoamericanos, siguen anquilosados en  el pasado. Son rígidos, estructurados hasta el exceso burocrático, impiden y coartan la autonomía del profesor, obstaculizan modelos de innovación, castigan la improvisación.

No se orientan a  la vida real, por el contrario, se desconectan de la realidad. En México repetimos con insistencia las fechas y hechos de la ruta de la Independencia, en vez de analizar el impacto y las consecuencias que separarnos de España tuvo para nuestra Historia.

Un ingrediente común, sucedió en Uruguay y en Argentina como en México, es la protesta y manifestación laboral de maestros que pretenden frenar y boicotear avances en materia educativa. Exigen más y mejores condiciones, manteniendo a la educación y las escuelas como rehén de chantaje y extorsión política. En eso tristemente, también nos parecemos.

_______________________________

 

Close Bitnami banner
Bitnami