Autor: UNOi

Fecha: 2 de noviembre de 2013

Los valores, ¿para qué valen?

  Los valores y la pedagogía UNOi Es casi unánime el consenso sobre la necesidad de educar en valores. Una educación sin valores sería un […]

Columna Fredy Vota wp 

Los valores y la pedagogía UNOi

Es casi unánime el consenso sobre la necesidad de educar en valores. Una educación sin valores sería un mero proceso de transmisión de información y no un proceso formativo. Formar integralmente implica transmitir valores, conocimientos y competencias. Aquí no hay divergencias.

La mayor dificultad está en pasar del enunciado a la efectividad. En este tránsito, las mejores intenciones generalmente hacen aguas. Hay enunciados grandilocuentes y prácticas exiguas. La pedagogía debe desde su matriz transmitir los valores que se pregonan. Más que decir, hay que hacer y favorecer espacios donde vivenciar los valores que se creen.

Este proceso siempre es imperfecto, porque imperfecto es el ser humano. Por esto es un proceso continuo, nunca acabado.

Mirado desde este lugar, la educación en valores es un planteo que involucra a todos. Alumnos, padres y docentes. Toda la comunidad educativa debe practicar aquellos valores que se proponen.

 UNO tiene cinco valores principales:

 La Dignidad: Como el espacio donde se despliega la profundidad de lo humano. Cada persona es digna de ser escuchada, es sujeto de derechos y obligaciones.

La Participación es la plataforma donde se despliega esta dignidad. Para que una persona actualice su valor como sujeto, debe construirse a través de su participación en un colectivo. Pasar de ser espectador a actor.

La pedagogía UNOi a través de la interacción constructiva propone un momento de revalorización de los sujetos, de sus pensamientos y sentimientos (Momento individual), y otro momento donde participan y construyen el colectivo. (Momento grupal)

El Respeto a la Diversidad, es el reconocimiento de que cada participación individual necesita dar cabida a otros, que el conjunto construye un espacio social superador.

Por ello, a la diversidad se sigue el consenso, la capacidad de ponerse en lugar del otro y actuar en función de las necesidades del conjunto.

A esto llamamos solidaridad, que es construir colectivamente aún en la diferencia, siendo empáticos y responsabilizándonos de lo que ocurre a nuestro alrededor. (Momento de la puesta en común)

El itinerario sería: La presentación individual (dignidad) se construye una respuesta conjunta (participación y respeto a la diversidad), que se plasma en un producto colectivo (solidaridad). La propuesta didáctica va de lo individual a lo colectivo.

El último valor que propone UNO es  la capacidad de interactuar con el entorno de manera armónica, por ello, el último valor propuesto es la sustentabilidad o continuidad con la naturaleza.

Sería la contracara de la dignidad individual. Propone el respeto a lo dado, a la naturaleza puesta al servicio del hombre, no para su destrucción, sino para su uso responsable. Esta manera de disponer de ella, se traduce en actitudes sustentables, tanto individuales como colectivas.

UNOi propone trabajar con este eje desde kínder hasta secundaria, para que el mundo se transforme, a partir de nuestras acciones, en un mundo más habitable. Este recorrido axiológico, nos permite, no sólo enunciar grandes ideas, sino construir una plataforma didáctica, capaz de permear la vida de los alumnos.

Estamos seguros que los niños y jóvenes, muy a menudo, no escuchan lo que decimos, pero siempre miran lo que hacemos y recuerdan de manera indeleble lo que experimentaron.

Los valores no son enunciados, son prácticas cotidianas.

 

Close Bitnami banner
Bitnami