Autor: UNOi

Fecha: 30 de marzo de 2013

La experiencia del autismo, en Educación XXI

Para hablar del autismo, la emisión de este sábado de Educación XXI, que se transmite por W-Radio bajo la conducción de Leonardo Kourchenko, reunió a […]

Ma. del Carmen Marroquín en Educación XXI
Ma. del Carmen Marroquín en Educación XXI

Para hablar del autismo, la emisión de este sábado de Educación XXI, que se transmite por W-Radio bajo la conducción de Leonardo Kourchenko, reunió a tres especialistas en el tema: Andrea Treviño, consultora académica de UNO Internacional y madre de un niño autista; María del Carmen Marroquín, especialista en trastornos del espectro y coordinadora operativa de la clínica mexicana de autismo; y, Eduardo Díaz Tenopala, psicólogo y Presidente del consejo directivo de Enlace Autismo.

A pregunta de Leonardo, Ma. del Carmen Marroquín explicó que el autismo es un trastorno del desarrollo que se va a manifestar en la primera infancia –en el transcurso de los tres primeros años–, aunque a veces puede ser más tarde. Afecta la comunicación, la interacción social y ocasiona patrones inusuales de comportamiento e intereses rígidos, estereotipados. Sobre las causas señaló que el origen puede ser genético.

Eduardo Díaz Tenopala en Educación XXI
Eduardo Díaz Tenopala en Educación XXI

Eduardo Díaz dijo que pese a que existe mucha investigación es un misterio qué es lo que causa el autismo. Subrayó que las personas con autismo tienen que ir a la escuela –regular, un centro de atención múltiple una escuela específicamente para autistas–, para lo que se requieren algunas adecuaciones y destacó que cada caso es diferente.

El diagnóstico, abundó Díaz Tenopala, comprende tres aspectos: comunicación, socialización y uso de los objetos. Hecho éste, se trabaja en el desarrollo de habilidades de funcionamiento académico, social, familiar, de procesos de adaptación, autonomía e independencia.

Por su parte, Andrea relató cómo identificaron el trastorno de su hijo, a partir de que en el jardín de niños las maestras reportaban muchos problemas en su manejo (no come, no está sentado, agresivo, no juega, no se comunica). Dijo que muchos papás se resisten a aceptar lo que sucede con su hijo y describió como viacrucis el camino que tuvieron que recorrer para llegar a un diagnóstico concreto, con el cual iniciaron el trabajo de acuerdo a sus necesidades y para desarrollar sus habilidades para superar los retos de la vida cotidiana.

Ma. del Carmen apuntó que el autismo no admite generalizaciones y que es necesario descartar mitos como el de que son muy inteligentes. Eduardo agregó que hay que encontrar utilidad en la vida diaria práctica. Nuestro objetivo, dijo, es que todo lo que aprende tiene que aplicarlo en la vida diaria. Andrea precisó que los autistas no entienden las cosas como las entienden los demás e incluso sienten de manera diferente; su hijo, explicó, presenta hiposensibilidad a la estimulación sensorial, pero es hipersensible al sonido.

a Exxi 20130330 Autismo 210 AT ceg
Andrea Treviño en Educación XXI

Sobre la forma de abordar estos casos en la escuela, Andrea dijo que depende de las habilidades del niño, de la disposición del colegio y de su conocimiento del trastorno. Se necesita una guía: primero, preparar al niño para el contexto escolar (control de esfínteres, no mira, no permanece sentado, no consciente de sí mismo). Lo que se hace es empoderar al niño para que pueda manejar estas situaciones que le van a permitir aprender en el contexto escolar. Esto debe ir acompañado de un proceso de integración para preparar a los involucrados.

Eduardo aclaró que no existe ningún estudio médico que determine que una persona padece autismo. El diagnóstico, dijo, se hace por la presencia de conductas. Agregó que para trabajar con autismo no se necesita ser especialista, se necesita tener ganas y ser muy creativo. El que llegue al aula requiere del compromiso del maestro para ayudarlo.

María del Carmen llamó la atención sobre el hecho de que durante mucho tiempo se habló del niño autista, pero que este se convierte en adolescente y adulto autista. Hoya hay muchos adultos hoy no fueron diagnosticados. Agregó que hay instituciones serias y programas, prácticas laborales, empleos protegidos, capacitación y actividades recreativas; sin embargo, son insuficientes para atender la demanda.

Sobre el desarrollo de su hijo, hoy de diez años, Andrea habló de buscar la manera para que entendiera cómo funciona el mundo. Hoy, Adrián identifica a su familia; necesita de compañía y le gusta; es cariñoso, pero el contacto social ocurre bajo sus términos; le gusta la repetición. Andrea explicó que hay que jalarlo a hacer otras cosas prácticas: ayudar a poner la mesa, a lavar los trastes, escribir su nombre, conocer el calendario, etc., para funcionar en la vida cotidiana. No es autosuficiente, pero tiene cierto grado de autonomía.

a Exxi 20130330 Autismo 352 gpo wp

A pregunta expresa de Leonardo respecto a si un niño autista va a poder tener los hábitos y conductas de cualquier otro niño Eduardo respondió que no en ciertas áreas, pero sí en otras y recomendó a los padres no hacerles concesiones especiales y poner límites y promover hábitos como con sus otros hijos.

Entre otras recomendaciones, Ma. del Carmen mencionó la importancia de conocer el trastorno para partir de lo real para un tratamiento haciendo a un lado los mitos, en tanto que Eduardo hizo énfasis en la disposición de los maestros para ayudar.

El próximo martes 2 de abril se celebra el Día internacional del Autismo.

_________________________________

El audio del programa completo puede escucharse en: http://www.wradio.com.mx/escucha/programas/educacion-xxi/programa/1573411.aspx?nprm=Hn1Ti7OfHMfRE%2fsks0CsK7%2biWoCY0wem7T%2fLfYMoymtr09%2fC6jbrW%2fqzt0Kb%2b4Jn

 

Close Bitnami banner
Bitnami