Autor: UNOi

Fecha: 8 de septiembre de 2012

Aristizábal y Kovalskys, dos visiones del cambio

  La segunda jornada de “Educación XXUNO, Colombia en Panamá” estuvo marcada por el  ritmo vertiginoso que marca la era digital, en la que la […]

 

La segunda jornada de “Educación XXUNO, Colombia en Panamá” estuvo marcada por el  ritmo vertiginoso que marca la era digital, en la que la creación y la innovación conducen la evolución a una velocidad –a veces- despiadada.

Y así se demostró con dos destacados conferencistas pero –sobre todo- protagonistas de la evolución que marca el 2.0, quienes compartieron su percepción sobre los cambios que lo digital provoca y debe provocar el ámbito educativo.

“Nos constituyen nuestras creaciones” dijo Pablo Aristizábal quien –sin querer o queriendo- lanzaba un mensaje para los formadores de las nuevas generaciones. Aseguró que el que es auténtico, conmueve y entonces mueve “debemos evolucionar hacia un conocimiento creador”.

En este mundo que cambia, la recomendación es “reaprender las reglas”.

Reconoció que crear no es sencillo, “se requiere de arrojo”. Para vencer el miedo necesitamos el coraje de la creación y voluntad.

Pero también de formar en el mundo de la innovación, presentando las herramientas que determinan la realidad que hoy vivimos.

Hoy más que nunca, la “libertad es la capacidad de poder ejercer la potencial de ser”

Como educadores, lo que puede catapultar a los estudiantes al éxito de su era es que permitamos que las cosas sucedan de manera innovadora, “que sean auténticos, que acepten los dados, que crean en ellos, sino no podrán crear”.

“¿Esta era modifica la idea  el patrón educativo con el que crecimos, no es cierto?” Preguntó Leonardo Kourchenko a manera de reflexión, pero también de introducción del siguiente expositor, Guido Kovalskys.

“Ser emprendedor, empezar cosas” es lo que marca la era actual. “Siempre se pone a Steve Jobs como el modelo del emprendedor, pero hay millones de otros tantos que tratamos de hacer cosas” dijo Kovalskys. Y lo dijo con razón este hombre que ha emprendido una y otra vez . “A veces me fue bien, otras me fue pésimo”.

Ofreció un panorama de cómo afecta al mundo la venta diaria de un millón y medio de Smart Phones. Lo que significa que “todos los días hay un millón y medio más de computadoras”.

Hoy en términos de digitalización escolar, explicó “el precio no es un asunto”. Y lo que determina el cambio “son los contenidos”.

Habló de los modelos de contenido que hoy hacen la diferencia.

Proyectos como el software adaptativo, en e que un programa se adapta a cada perfil de aprendizaje. Flip class  que permite que el alumno aprenda en casa en algún formato y el aula se use sólo para proyectos; o el Blended Learning, en el que

el alumno enseña a otro alumno, y se aprende entre pares.

O de Nearpod, plataforma de su creación a la que en 4 meses se han registrado 25 mil alumnos y100 mil maestros. Solo ayer, dijo, accedieron 5 mil estudiantes, se bajaron 3 mil aplicaciones y se crearon 2000 nuevos contenidos. Accedieron desde 36 países diferentes y de 42 estados de la Unión Americana.

Este es otro mundo.

Y para hablar de cómo UNOi entra en este cambio de modelo y ofrece contenidos, subió al escenario Pablo Doberti.

“¿Notaron el ritmo? Van muy apurados”,  dijo Doberti de los dos conferencistas. Y es solo el reflejo del ritmo que marca la vida. “En la escuela debemos entender que hay que trabajar a esa velocidad, ese es el entorno cultural al que nos enfrentamos” aseguró.

Es cierto, “hay un volumen de aparatos vendidos por día y también un volumen de productos creados de elementos a los que debemos de dar entrada” dijo.

“Lo digital es un ser vivo que está en permanente transformación. Debemos asumir la rica inestabilidad propia de la tecnología” dijo Doberti.

Ecosistema

Pablo Doberti habló de dos conceptos dentro del modelo de cambio. El concepto de dotación y el de oferta de contenidos.

“(En UNOi) ni dotamos ni ofrecemos, implantamos un ecosistema que es hardware, software, contenidos, gestión (…) implantamos un ecosistema, un efecto en la sala de aula consecuencia de un efecto atmosférico eficiente para trabajar de una nueva manera”.

“Nuestra responsabilidad –dijo Pablo Doberti- es que el ecosistema funcione, no que el aparato llegue y punto. Ese ecosistema no es fijo se va adaptando, los acompañamos en su transformación”.

“La digitalización no es un momento en el que la escuela se digitaliza, es un  proceso que cambia. Todo esta en constante evolución”, insistió.

Qué pasó ayer en lo digital ya es un dato, dijo en referencia a los datos que Guido Kovalskys ofreció sobre su plataforma. “Son microfases de procesos, cada día es una fase que transforma un proceso. Ese ritmo debemos tomar y trasladar a la situación institucional de las escuelas” aseguró.

 

 

Close Bitnami banner
Bitnami