Autor: UNOi

Fecha: 28 de julio de 2014

Hacia una nueva disciplina II

  En continuación al programa de la semana pasada, en el que se habló de disciplina consciente como una herramienta de transición frente a la […]

 

Jéssica González en Educación XXI
Jéssica González en Educación XXI

En continuación al programa de la semana pasada, en el que se habló de disciplina consciente como una herramienta de transición frente a la disciplina clásica, la emisión del pasado sábado de Educación XXI reunió en la cabina de W-Radio a Leticia Valero, especialista en disciplina consciente, Claudia Rojo, directora del Colegio Europeo de México Robert Schuman, Sissi Cancino del área de comunicación de UNO Internacional y, Jéssica González del Avalon School.

En la conducción y recapitulando un poco lo dicho la semana anterior, Leonardo Kourchenko dijo que frente a la disciplina tradicional, vertical, autoritaria e impositiva, no negociada ni dialogada, ahora se busca una disciplina mucho más consciente, dialogada, reflexiva, que produce auto-reflexión, respeto y tolerancia hacia los demás.

Leticia Valero confirmó los puntos que enunció Leonardo en los que se sustenta la disciplina consciente: tranquilidad; alentarlos y estar presentes; asertividad; elegir y tomar decisiones; empatía; intención positiva; y consecuencias.

b Exxi - Disciplina 131 CR
Claudia Rojo en Educación XXI

En relación con el contexto, Claudia Rojo preguntó sí una consecuencia sería pedir a los papás que acudan a tomar el curso en la escuela cuando un problema del contexto hace que el niño se siga comportando igual. Al respecto, Leticia mencionó que se empieza con los maestros con un cambio en ellos en su percepción y en sus acciones y lo van integrando en el aula. Después se van integrando a los papás, para que ellos empiecen a entender lo que se está haciendo en la escuela. Consideró positiva la ayuda de los padres para el cambio de conducta y subrayó la necesidad de los maestros de entender la raíz del comportamiento del niño. El niño busca comunicar con su comportamiento algo que no pueden expresar verbalmente. Nosotros tenemos que descubrir el porqué y a partir de ello usar las herramientas necesarias para ayudarlos.

Leticia estuvo de acuerdo con Leonardo en que puede obedecer a algo en el entorno familiar que luego se refleja en la escuela, pero también que no se sienta a gusto, que no se sienta conectado por lo que hay que observar el comportamiento para determinar la forma de ayudar.

Por su parte, Claudia destacó la responsabilidad del colegio de hacérselo saber –de la mejor forma– a los padres. Si lo logras comunicarlo de manera que decidan trabajar en equipo para ayudar al niño, vas a tener mejores resultados que si solo lo sabes, aseguró.

Leticia Valero en Educación XXI
Leticia Valero en Educación XXI

En la práctica, observó Leticia, aunque hay quienes están dispuestos al cambio, las creencias arraigadas de padres y maestros representan a veces resistencia. No es solamente cambiar la práctica educativa sino la percepción del comportamiento de los niños.

Sobre los diferentes ritmos de adaptación al cambio por parte de los docentes, Jéssica González dijo que a algunos que se quedan rezagados. Comentó su experiencia en un curso de autogobierno emocional para adultos, donde apreció la gran necesidad que existe al respecto. El proceso de transformación empieza en ti como maestro, como adulto. Cuando el adulto se siente transformado es más fácil llevarlo a los niños.

Sissi Cancino opinó que lo mejor que puede suceder cuando te involucras en un cambio positivo es que éste permee, como maestro hacia tus alumnos y a tus hijos como mamá. Dijo que tal vez para algunos maestros sea más cómoda un aula donde sólo puedan estar callados y escribiendo, pero la formación implica también provocar que negocien, que cuestionen y generen un pensamiento crítico.

Al comentario de Leonardo de que era más fácil ser autoritario, Jéssica lo consideró obsoleto; los alumnos, dijo, ya no aceptan ciegamente la autoridad. El andamiaje para un nuevo modelo de aprendizaje ya no solo se refiere a si el alumno sabe o no sabe, sino a cómo se gestiona él mismo y cómo con su entorno, afirmó.

Sissi Cancino en Educación XXI
Sissi Cancino en Educación XXI

También a instancias de Leonardo, Leticia dijo que este modelo va haciendo personas más abiertas a diferentes puntos de vista, a reconocer que no todos somos iguales y, en ese sentido, también va creando comunidad, lugares donde se van a poder ir resolviendo los problemas sin que el maestro tenga que ser un policía. LA disciplina consciente surge de un programa estructurado por la  Dra. Becky Bailey, que incluye el cómo hacerlo, con qué y por qué.

Comentando un caso en particular, Leticia dijo que un niño que reprueba todas las materias algo no s quiere decir. Hay que explorar: ¿Tiene dificultades para aprender? ¿no tiene interés?. Hay que saber el porqué para poder abordarlo. Un niño que no le importa, es un niño que necesita mucha atención, más que atención necesita mucha conexión, es un niño que no está en relación con sus compañeros o no lo está en casa. En otro ejemplo, el niño que muerde constantemente es alguien que no sabe manejar su enojo. Primero debe reconocer el enojo y luego tomar opciones como respirar, alejarme un tiempo, etc. y practicarlas repetidamente.

Claudia toco un caso de un alumno con una conducta disruptiva en el aula que, luego de diversas estrategias se optó por suspenderlo temporalmente. En reunión con los padres, el chico les dijo que tenía problemas en casa cuando ellos pensaban que todo estaba cubierto satisfactoriamente. Claudia hizo énfasis en la necesidad de que los papás reconozcan a la escuela como una autoridad que lo único que busca es el bienestar del niño. Sissi agregó que deben ver a la escuela como su aliado en la formación de su hijo.

Con los adolescentes, Leticia recomendó ante todo mantener la calma. Se requiere de padres muy asertivos que den información clara incluyendo las consecuencias. Jéssica complementó con la observación de que el frente debe ser común entre papá y mamá y no debe haber uno quesea más permisivo que el otro. Claudia agregó la importancia de enseñarles la flexibilidad de la negociación que es parte de la vida. Leticia redondeó diciendo que nuestro trabajo es darles una estructura: así van a ser las cosas y, ante sus argumentos debemos ponerles el camino y darles opciones para asumir compromisos.

b Exxi - Disciplina 108 gpoEn las conclusiones, Jéssica se manifestó por empezar a trabajar con uno mismo para después extenderlo a la comunidad. Sissi propuso aprender a usar estas herramientas psico-emocionales y confiar en su aplicación en el colegio. Claudia se sumó a la idea de permear esta conciencie en el equipo de trabajo y, Leticia invitó a mejorar nuestra herramientas para pasárselas a nuestros hijos con la idea de que los van a ayudar a ser más felices, a tener mejores relaciones y alcanzar éxito en la vida.

_____________________________

Ejemplos del uso de la disciplina consciente se pueden encontrar en: www.facebook.com/educandoenconcienca

Close Bitnami banner
Bitnami