Autor: UNOi

Fecha: 27 de agosto de 2015

Habilidades para los líderes del futuro

  ¿Es posible desarrollar habilidades para la formación de líderes desde muy temprana edad? Para responder a esta pregunta la emisión del pasado sábado de […]

Patricia de la Fuente en Educación XXI
Patricia de la Fuente en Educación XXI

 

¿Es posible desarrollar habilidades para la formación de líderes desde muy temprana edad? Para responder a esta pregunta la emisión del pasado sábado de Educación XXI –que conduce en W-Radio Leonardo Kourchenko–, tuvo como invitados a Patricia de la Fuente, especialista en educación y desarrollo infantil del centro educativo SEDI; y a Ernesto Núñez, experto en educación infantil, de UNO internacional.

Para responder la pregunta de Leonardo respecto a si los líderes naces o se hacen, Patricia de la Fuente señaló que si bien hay un componente genético que influye, mucho es lo que se puede aprender. Hay quienes tienen potencial el potencial y no lo desarrollan, mientras que con entrenamiento y exposición se pueden desarrollar las habilidades del líder.

a Habilidades líderes fut 101 Ernesto NuñezPor su parte, Ernesto Núñez estuvo de acuerdo en que la personalidad y la genética nos definen, pero el ambiente en que nos desenvolvemos y la potencialidad de ser nos ofrecen el camino para desarrollar habilidades de liderazgo.

Para hacerlo, dijo Patricia,  hay que trabajar con niños y papás, en equipo. La plasticidad cerebral en los primeros años de vida es fundamental y, más que estimulación temprana,  consideró que la estimulación oportuna y aprovechar el momento en que los niños están dispuestos para absorber.

Ernesto se refirió al paradigma constructivista donde el sujeto no es el único responsable de su aprendizaje, sino también su ambiente que incluye al tiempo y el espacio. Aseguró que antes de los años escolares es importante el desarrollo de habilidades socioemocionales, como la autoestima y la tolerancia a la frustración.

Desde lactantes, observó Patricia, aprenden desde sus necesidades básicas hasta interacciones y habilidades sociales que van directo a su autoestima. Subrayó  que alimentación, sueño e higiene son necesidades básicas que se dan por sentadas, pero hay mucho atrás de ellas. Esta atención, con enfoque educativo a los hábitos, es el principio de la disciplina y son tierra fértil para otros aprendizajes. En el SEDI, dijo, trabajan con base en tres pilares: disciplina positiva, inteligencia emocional y valores.

Sobre la importancia de trabajar desde temprano la inteligencia emocional, Patricia destacó que ayudan a identificar y canalizar las emociones dando estabilidad: un niño que sabe qué va a pasar está tranquilo. Respecto a las habilidades sociales, mencionó que mediante experiencias básicas como tomar turnos o compartir cosas aprenden respeto, justicia y equidad

a Habilidades líderes fut 133 gpo

Leonardo inquirió sobre la etapa ideal para iniciar y Patricia dijo que desde el día cero, los padres trabajan disciplina, inteligencia emocional y un código de valores. Se construye sobre la base de hábitos. Al crecer, los eventos y situaciones en la interacción social se van haciendo más complejos y el niño va aprendiendo a partir de sus bases.

Ernesto apuntó que no hay receta para las características específicas de un líder. El líder se desarrolla de acuerdo a su contexto, el cual puede irse ampliando y las habilidades se desarrollan a partir de las bases. Los líderes aprenden de otros y suman experiencias de otros campos.

Leonardo aludió a la ausencia de líderes en nuestro país, a menudo corrompidos por el sistema y los invitados estuvieron de acuerdo en que falta conciencia ética para transformar al país.

Patricia dijo que la escuela está muy enfocada en lo académico y convendría prestar más atención a lo social y lo emocional.

A partir de la conciencia de ti mismo –dijo Ernesto–, te haces consciente del otro y de tu interacción con él: no puedo estar bien yo si tú estás mal. A partir de ahí viene la conciencia social y la búsqueda del bienestar colectivo.

Para terminar, Patricia subrayó que el ámbito social y emocional son fundamentales en un marco de disciplina y dijo que aunque los programas de la SEP ya tienen este enfoque hace falta más capacitación para su aplicación.

En su conclusión; Ernesto insistió en la necesidad de cambiar la educación para con ella poder resolver todos nuestros problemas sociales y económicos.

_______________________

El audio del programa completo puede escucharse aquí.

 

Close Bitnami banner
Bitnami