Autor: UNOi

Fecha: 19 de junio de 2014

Frases de los padres que acaban con la autoestima de los niños

Por Raquel Paulino Ayudar a los niños a madurar de una manera saludable es una de las tareas más importantes de los adultos. Vea lo […]

Foto: © Alexander Shalamov/depositphotos.com
Foto: © Alexander Shalamov/depositphotos.com

Por Raquel Paulino

Ayudar a los niños a madurar de una manera saludable es una de las tareas más importantes de los adultos. Vea lo que debe evitar decir para que sus hijos crezcan plenos y felices.

En los aciertos y en los errores, el niño mira a su alrededor y ve la gente con la que siempre podrá contar: sus padres. Posibilitar una sensación de amparo y e incentivar el salir adelante es la mejor forma de que los adultos ayuden a sus hijos a tener una autoestima sólida y, en consecuencia una actitud de confianza a lo largo de todas las fases de maduración.

 

1. ¿Por qué no eres igual a tu hermano (amigo, vecino, primo)?

Esta frase es una de las maneras más eficientes de masacrar la individualidad de su hijo, que se sentirá menospreciado. Diga algo que le gustaría que hiciera sin citar nombres.

Cada niño es único y compararlo con otro promoverá celos y rivalidad con quien pudiera ser una influencia positiva.

 

2. Eres terrible. No hay forma contigo.

El niño interioriza que no dejará de actuar de la manera equivocada, sino que responderá a las expectativas negativas de sus padres. Lo ideal es que usted le explique por qué algunas actitudes son malas y así pase a reforzar (alentar) los buenos comportamientos a través de elogios.

A fin de cuentas, la frase termina siendo un tiro por la culata, porque se convierte en un refuerzo para los comportamientos inadecuados.

 

3. Si no paras esa rabieta, me voy ahora mismo.

Los padres no deben causar miedo al abandono, pues de hacerlo, pueden surgir dos nuevos comportamientos en el niño:

                1. Extrema sumisión del niño para sentirse aceptado por los padres; o,

                2. Rebeldía para librarse de la angustia de perder ese amor

Entienda que siempre es mejor reforzar que la familia tiene reglas que deben seguirse y que hipotéticamente algunas podrán romperse por un berrinche inadecuado.

 

4. Qué feo eres por hacer eso.

El niño comienza a asociar el buen comportamiento con estética y, además de sentirse poco amado por los padres, puede desarrollar problemas relacionados con lo que ve en el espejo.

Es mucho mejor explicar por qué algo no debe hacerse sin involucrar con ello la apariencia física.

 

5. Si lo haces mal, se lo diré a tu padre / madre.

Quien así habla pierde autoridad y hace que el niño sienta miedo (no respeto) por el otro progenitor. Muestre la forma correcta de hacer lo que quiera que haga, pero sin amenazar.

Los padres deben actuar juntos para que el hijo se sienta seguro y cercano a ambos.

 

6. Eres un mentiroso

El niño pequeño fantasea prácticamente con todo y puede ser visto como mentiroso.

Así, al saber que aquello es mentira, una parte de sus sueños se rompe. Una buena salida es establecer que hay un tiempo para la realidad y otro para aparentar.

Cuando quiera saber si su hijo dice o no la verdad, pregunte si están jugando a la realidad o a la imaginación.

 

7. Sólo sabes decir mentiras

Cuando el niño ya tiene conciencia de que lo que habla no es verdad, la situación merece otro análisis. Es mejor conversar, entender por qué apareció la mentira y explicar que los errores no disminuyen el amor de los padres hacia los hijos.

Escuchar que es un mentiroso puede hacer que el niño sienta la necesidad de callarse de una vez por todas, bloqueando la comunicación familiar.

 

8. Qué malas notas. Eres un burro

Si el niño se esforzó pero tuvo un mal resultado, escuchar esto le lleva a no querer aprender más. Es mejor observar y decidir cómo ayudar.

Estudiar con su hijo en casa, incluyendo asesorías de refuerzo en actividades extracurriculares puede ser una buena forma de mejorar las calificaciones.

 

9. ¿De nuevo nota baja? Eres un burro

Si el desempeño fue resultado de la falta de compromiso, oír que es burro puede hacer que el niño utilice la “burrez” como disculpa para esforzarse poco. Explíquele que puede hacerlo mejor.

Explique que es importante centrarse en los estudios y afirme que puede hacerlo mejor en el siguiente periodo.

 

10. Siempre serás el bebé de mamá / papá.

Los niños requieren de seguridad para madurar. Esta frase transmite la sensación de que el niño sólo valía la pena cuando era pequeño.

La frase da la impresión de que el niño no tendrá la capacidad de ser adulto un día, así que demuestre afecto valorando el presente.

 

11. Deja que yo lo haga, tú lo estás haciendo todo mal

Esto le da al niño una sensación explícita de que es incapaz, pudiendo perjudicar directamente su madurez.

Los padres pueden intervenir como compañeros de actividades, no como sustitutos. Si fueran solicitados, los padres pueden ayudar.

________________________________________

La nota original puede leerse en: http://delas.ig.com.br/filhos/2013-09-24/frases-que-acabam-com-a-autoestima-das-criancas.html. Traducción UnoNews

Close Bitnami banner
Bitnami