Autor: UNOi

Fecha: 16 de mayo de 2016

Estudiantes de hoy: los grupos de estudio colaborativo

Presentar un proyecto, desarrollar una investigación o preparar un tema de clase son tareas comunes para trabajar en equipo. En él,  los integrantes –idealmente, de […]

Presentar un proyecto, desarrollar una investigación o preparar un tema de clase son tareas comunes para trabajar en equipo. En él,  los integrantes –idealmente, de 4 a 5–, se dan la oportunidad de discutir, aclarar y evaluar entre sí las contribuciones de cada uno.

En la actualidad, estudiar en equipo no necesariamente significa reunirse en la biblioteca. Aunque no pueden descartarse los encuentros presenciales, existen diversas herramientas de comunicación en línea que pueden resultar útiles para encuentros a distancia.

Las siguientes son algunas recomendaciones para organizar grupos de estudio eficientes:

  • Definir las reglas básicas de operación para asegurar la seguridad, apertura y completa cooperación.
  • Conocer las fortalezas de cada uno y su estilo de comunicación.
  • Cada miembro debe poner por escrito sus ideas antes de reunirse con el grupo
  • Llevar una minuta de las reuniones de estudio
  • Presentar el trabajo a abordar y determinar asignaciones según la capacidad de cada uno.
  • Establecer un calendario para las reuniones, tareas y tiempos de entrega
  • Los encuentros en línea deberán ser objetivos y participativos siguiendo la etiqueta recomendada.
  • Programar reuniones periódicas de revisión.
  • En una contingencia, el grupo debe intentar primero resolverla. Si no es posible, acudirán al maestro.

En el mundo empresarial, los grupos de trabajo representan un microcosmos. El acercamiento de los alumnos para adquirir estas habilidades significará un paso importante en su preparación para un futuro global en el que muy probablemente estarán colaborando con personas de distintas partes del planeta.

_____________________________________