Autor: UNOi

Fecha: 6 de enero de 2014

El sentido de aprender

En el siglo XXI aprender tiene sentido para la vida práctica de la persona pero también para la formación como ser humano para alcanzar niveles […]

Sandra Vázquez en Educación XXI
Sandra Vázquez en Educación XXI

En el siglo XXI aprender tiene sentido para la vida práctica de la persona pero también para la formación como ser humano para alcanzar niveles de satisfacción y de integración social.

Para hablar al respecto, la emisión del pasado sábado de Educación XXI, transmitida por W-Radio bajo la conducción de Leonardo Kourchenko, tuvo como invitadas a Sandra Vázquez de UNO Internacional y Verónica Villa del Colegio Green Fields de Puebla.

Como marco para abordar el tema, el programa inició con una cápsula en la que Pablo Doberti, director de UNOi reflexiona sobre los motivos de la escuela y su verdadera función de dar sentido a la vida de sus alumnos. En la lectura de su texto Aquel eje perdido, Doberti aseguró que sin el para qué, el conocimiento en la escuela queda inconexo y débil; y, ubicó a la institución educativa en un plano de conveniencia que debe ser sustituido por la experiencia que ofrece un mejor aprendizaje, dignifica y humaniza.

Sandra Vázquez identificó en lo dicho por Pablo a la escuela tradicional y subrayó la necesidad de un cambio hacia una escuela diferente que tenga que ver con esa parte interna del ser humano, que tenga el gusto por aprender, donde la institución tenga conciencia de sí misma y lo más importante sea la felicidad de los niños. Verónica Villa agregó que es el ideal a seguir por todas las escuelas para crecer como personas de manera integral.

Verónica Villa en Educación XXI
Verónica Villa en Educación XXI

Leonardo hizo referencia a varios siglos de un sistema escolarizado rígido, formal, académico, con una figura autoritaria de un maestro y un alumno como receptor pasivo al que la escuela parece haber despojado de la curiosidad. Sandra opinó que la figura del maestro debe cambiar, dejando a los niños ser, inclusive con una disposición diferente del aula y considerando al niño como lo más importante.

Verónica incorporó el tema de los padres como pieza fundamental y Leonardo comentó que ellos se formaron en aquel sistema orientado a las calificaciones que hoy siguen pidiendo. Sandra agregó que estaban orientadas al conocimiento sin tomar en cuenta la parte emocional

A pregunta de Leonardo, Verónica afirmó que sí hay escuelas que te enseñan a buscar la felicidad; preocupadas por abrir ese espacio para que el niño se conozca, sepa el para qué y disfrute la escuela como un espacio donde pueden expresarse y ser ellos mismos con el acompañamiento adecuado.

Sandra apuntó la necesidad de cambiar la parte curricular de los colegios para formar personas capaces de indagar, que tengan conciencia de sí mismas, sumando una buena dosis de solidaridad y valores. Señaló que las profesiones que tendrán las generaciones actuales aún no se han inventado, por lo que no es tan importante el conocimiento como la capacidad de resolver problemas, utilizar diferentes herramientas. La escuela, dijo, debe dejar de ser un lugar cerrado donde se quede la información.

En cuanto a la formación de docentes, Verónica .mencionó que trabajan no sólo en el perfil académico idóneo, sino también la parte de valores y el rumbo de la escuela. Buscamos formar maestros con autoconocimiento, autoestima, compromiso, empatía y asertividad,

Se hizo referencia también a la necesidad de dignificar la figura del maestro a lo que no contribuyen quienes no están comprometidos con vocación.

Sandra habló de la Transformación como el quinto de los pilares de la UNESCO, que comprende la 3 T’s: Talento, Tecnología y Tolerancia, planteadas por la organización como el reto para el cambio en los próximos años.

b Exxi - Ritmos aprendizaje 098 gpo wp

Entre los elementos que podrían emplear los maestros para este proceso de transformación Verónica mencionó: tener el respaldo de la escuela, contar con el perfil académico y recibir capacitación y acompañamiento por parte de la dirección. Su escuela ideal tendría este tipo de docentes, padres que se sumen al trabajo de la escuela y niños que disfruten aprender.

Por su parte Sandra, retomado a Doberti sobre los motivos y el sentido de la escuela invitó a los docentes a que no enseñen para que sus alumnos pasen, satisfagan a los padres, o que obtengan buenas calificaciones, sino que busquen el sentido de formar, que vivan y trabajen con valores trabajen y utilicen herramientas. La escuela, terminó, debe estar centrada en realizar proyectos dirigidos a descubrir y donde el conocimiento sea parte de esta experiencia para aprender.

Para concluir, Leonardo preguntó si tenemos los maestros para ello y ambas invitadas estuvieron de acuerdo en que los hay yanto en la escuela pública como en la privada.

___________________________

 

Close Bitnami banner
Bitnami