El Juego del Silencio enseña a los niños a tener calma y concentración - UNOi Internacional
Necesito ayuda
Quiero más información

Autor: UNOi

Fecha: 3 de marzo de 2016

El Juego del Silencio enseña a los niños a tener calma y concentración

Quien piense que todo juego infantil tiene que ser bullicioso necesita conocer el Juego del Silencio, actividad que estimula al niño a permanecer por un tiempo –un minuto, por lo regular–, sin hacer ningún ruido, para que pueda prestar atención a su propio cuerpo y al ambiente que lo rodea. En un mundo lleno de […]

Quien piense que todo juego infantil tiene que ser bullicioso necesita conocer el Juego del Silencio, actividad que estimula al niño a permanecer por un tiempo –un minuto, por lo regular–, sin hacer ningún ruido, para que pueda prestar atención a su propio cuerpo y al ambiente que lo rodea.

En un mundo lleno de estímulos sonoros, parece increíble que la propuesta funcione, pero Paige P. Geiger, directora del Centro de Educación Montessori de Sao Paulo, afirma que los niños adoran participar del juego, que trae beneficios como el aumento de concentración, de disciplina, de tranquilidad y de autocontrol.

“El sentido común parece creer que un niño feliz sea necesariamente bullicioso y retozón, más eso no es exacto. Cuando invitamos a los niños al silencio, ellos se sienten muy bien, pues perciben que son capaces de controlarse y de oír sonidos que antes no escuchaban y eso genera placer”.

El juego fue desarrollado por la pedagoga italiana María Montessori , quien en el siglo XX creó un método educativo conocido por valorar la individualidad y la libertad del niño y estimular sus percepciones sensoriales y motoras.

“María Montessori gustaba de experimentar y, en cierta ocasión, mostró a sus alumnos cómo estaba quieto un bebé de cuatro meses, desafiándolos a hacer lo mismo. El resultado fue bastante satisfactorio y, desde entonces, la técnica viene siendo aplicada en las escuelas que siguen su línea pedagógica en distintos países del mundo”.

De acuerdo con Paige, la reflexión y el silencio están muy presentes en la filosofía montessoriana. “El juego se practica todos los días, a veces más de una vez. Se trata de un momento de paz y de reflexión que contribuye a la formación de un ser humano tranquilo, equilibrado y concentrado”.

El niño tiene una percepción del tiempo distinta a la del adulto, por eso la actividad, que recuerda un ejercicio de meditación en menor escala, dura apenas un minuto. Durante ese periodo, ellos pueden –si lo consiguen–, permanecer con los ojos cerrados, o contemplando un objeto como una vela o planta.

Paige dice que, al principio, la actividad puede requerir algún esfuerzo en lo niños pequeños, pero luego se acostumbran y empieza a disfrutarlo. “Es importante aclarar que el ejercicio no se emplea para clamar a la clase, mucho menos como medida de disciplina. Se trata de una de las diversas prácticas que se realizan en el aula. También hay tiempo para cantar y moverse”.

Para dar inicio a la actividad, los profesores –o los mismos padres–, pueden usar un letrero en el que se lea la palabra silencio. “Los niños se van tranquilizando, sintiéndose en calma y pasan a seguir los movimientos del adulto que puede, por ejemplo, apuntar a algunas partes del cuerpo para que los alumnos tengan una conciencia corporal. Después de un tiempo, susurramos cada nombre para que se aproximen despacio, adiestrando su percepción auditiva”.

Cuando en el ejercicio se usa una vela, después de susurrar el nombre del niño, este puede proceder a soplarla.

Paife afirma que, en un primer momento, los niños prestarán más atención a su propio cuerpo, sintiendo y entendiendo sus movimientos. “Aquelllos que ya desarrollaron esa percepción, comenzarán a sentir el ambiente externo”.

Ina vez que termina el juego, los niños experimentan una sensación de bienestar y relajamiento. “Con la práctica, naturalmente, pasarán a hacer menos bullicio en el aula y también en casa, además de demostrar un gran respeto por el ambiente y por los demás”.

______________________________________

El artículo original puede leerse aquí. Traducción UnoiNews.

http://mulher.uol.com.br/gravidez-e-filhos/noticias/redacao/2016/02/23/jogo-do-silencio-ensina-criancas-a-terem-calma-e-concentracao.htm