El desarrollo individual y social - UNOi Internacional
Necesito ayuda
Quiero más información

Autor: UNOi

Fecha: 7 de abril de 2016

El desarrollo individual y social

por Araceli Pastrana Estamos viviendo en un mundo tan demandante y cambiante, que padres y maestros estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para asegurarnos de que los niños podrán lidiar con cualquier situación que se les presente ahora o en el futuro. Queremos que desarrollen habilidades para que puedan ser competentes en el desempeño de distintas […]

por Araceli Pastrana

Estamos viviendo en un mundo tan demandante y cambiante, que padres y maestros estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para asegurarnos de que los niños podrán lidiar con cualquier situación que se les presente ahora o en el futuro.

Queremos que desarrollen habilidades para que puedan ser competentes en el desempeño de distintas tareas y tener éxito en la vida escolar, social y laboral, sea cualquiera la ocupación que elijan, o el lugar donde decidan vivir. La experiencia nos ha enseñado que tiene más éxito el que más se prepara; unificar mente y cuerpo para la realización de una tarea es parte del entrenamiento.

En UNOi iniciamos la formación de nuestros estudiantes con una evaluación de habilidades que realiza Lexium —una de nuestras empresas aliadas— y los preparamos a lo largo de todo el ciclo escolar con la práctica de habilidades intelectuales, emocionales y metacognitivas, así como de velocidad y comprensión lectora. De esta manera, los niños de primaria se habilitan para construir aprendizaje y relacionarse con los demás.

Describiremos sucesivamente cada una de las habilidades que fueron evaluadas y la manera en que puedes estimularlas desde casa.

Iniciaremos con una habilidad intelectual: la clasificación.

Las habilidades intelectuales son aquellas que nos permiten comprender y procesar la información; gracias a ellas podemos hablar, leer, entender el lenguaje, aprender otros lenguajes, centrar la atención en una tarea,  planear lo que haremos mañana; en fin, intervienen en casi todo lo que hacemos.

Estas se desarrollan en función del tipo de experiencias que vivimos y de la manera en que tales experiencias nos hacen sentir. De ahí la importancia de crear ambientes propicios para el aprendizaje y para la vida.

Una manera de apoyar a nuestros hijos en el desarrollo de habilidades intelectuales es procurando tener orden en todos los espacios de la casa y en las rutinas de la vida diaria.

Clasificación: habilidad para ordenar la información de acuerdo a su pertenencia, ayuda a la conceptualización y a la comprensión de información recibida.

Si hay un lugar para cada cosa y cada cosa está en su lugar, los niños aprenderán a clasificar.

Clasificar

Todas las cosas deben tener un lugar para estar. Utiliza tu ingenio para decorar cajas de zapatos, botes o latas que vayas desocupando y que sirvan para guardar cosas, por ejemplo: las plumas en un bote y los colores en otro, las muñecas en una caja, las pelotas en otra. La ropa sucia blanca en un bote, la ropa sucia de color en otro bote. Es decir, enseña a los niños a observar las características de las cosas y el lugar donde deberán guardarlas; anímalos también a describirlas y a ordenarlas por criterios (grandes, nuevos, suaves, de metal, de plástico, los míos y los de mi hermano, lo que se guarda en la cocina, lo que va al baño).

Con estas acciones, además de tener su casa ordenada y no perder tiempo buscando cosas; los niños desarrollarán habilidades verbales y de comprensión lectora, pues se incrementará su vocabulario; y se estarán entrenando en el complicado proceso intelectual llamado: formación de conceptos.

Este principio de agrupar según las características de los objetos, también será útil para la construcción de conceptos matemáticos más adelante.

__________________________________