Autor: UNOi

Fecha: 4 de septiembre de 2015

Cómo lograr la estructura tras el regreso a clases.

Hoy sabemos que la estructura es un factor determinante para el desarrollo emocional de los niños. Siempre, tras un período vacacional, en el que cambian las actividades cotidianas de cada familia, el regreso a clases, o a la normalidad puede suponer un momento dificil que se puede prolongar de manera distinta en cada caso.

Hoy sabemos que la estructura es un factor determinante para el desarrollo emocional de los niños. Siempre, tras un período vacacional, en el que cambian las actividades cotidianas de cada familia, el regreso a clases, o a la normalidad puede suponer un momento dificil que se puede prolongar de manera distinta en cada caso.

Reinstalar la estructura tras la vuelta a clase a veces puede no ser sencillo, por eso en el programa Educación XXI, conducido por el Director de Comunicación de UNOi Leonardo Kourchenko, abordamos este tema y hoy les compartimos las estrategias. Recuerden que este programa se transmite cada sábado a las 9 am por 96.9FM, Wradio.

Hace algunos días regresaron a clases más de 26 millones de alumnos de educación básica, la emisión de este sábado de Educación XXI, transmitida por W-Radio bajo la conducción de Leonardo Kourchenko, abordó el tema con recomendaciones y sugerencias de dos especialistas del grupo de Julia Borbolla: la psicóloga Fredelle Bissu y la licenciada en educación preescolar Patricia Villanueva. El programa incluyó también cápsulas grabadas con la colaboración de Leticia Valera, especialista en disciplina consciente.

Para iniciar, Fredelle Bissu dijo que el regreso a clases implica un cambio, porque las rutinas se modificaron durante las vacaciones lo que trae consigo cierta ansiedad ante un nuevo año escolar, maestra y compañeros nuevos, etc. En resumen, genera expectación y ansiedad.

Patricia Villanueva agregó que los papás participan también de la ansiedad que les provoca el  tráfico, los útiles y demás preparativos. En la escuela, dijo, también se hacen preparativos y mencionó que para los más pequeños se recomienda mucha paciencia en este su primer paso hacia su independencia.

Fredelle pidió a las mamás recordar que son ellas quienes marcan la pauta. Los padres presentamos las situaciones a los hijos y depende de ello como la tomen los niños.

En la primera de las cápsulas para el programa Lety Valero se refirió a la organización:

En estos días previos a la entrada de clases organízate y, sobre todo, ayuda a tu hijo a organizarse. Si las rutinas del día a día son claras tu hijo se sentirá seguro y tranquilo. Esto le permitirá estar en una relación positiva contigo y que se vaya a la escuela relajado y listo para aprender. Piensa cuál es la rutina de las mañanas, ordénala por pasos y explícaselas; por ejemplo, levantarse, vestirse, desayunar, lavarse los dientes y salir rumbo al colegio. Si tu hijo tiene menos de ocho años, le puedes hacer un póster con fotos de actividades que reflejen cada paso de su rutina. Si tiene más de ocho años, en lugar de fotos puedes poner sólo una palabra clave que les señale lo que sigue en su rutina. Este es un gran instrumento; al conocer su rutina, sabe lo que le espera y esto le da seguridad. Con estos ingredientes estará listo para ir al colegio tranquilamente, conectar y aprender.  LETY VALERO

Ambas panelistas coincidieron con los señalado por Lety y Patricia estuvo de acuerdo con Leonardo en es útil en los días previos al regreso a clases modificar la rutina de horarios, aunque señaló que se necesitaba mayor anticipación –como una semana–, para preparase para las rutinas escolares.

Al respecto, Fredelle comentó que las rutinas tranquilizan. Cuando uno sabe qué va a suceder después, uno está tranquilo. Conocer calendarios u horarios ofrecen tranquilidad. La ansiedad la genera la incertidumbre. Como el tiempo para los niños es relativo, el apoyo visual de un calendario les ayuda a entender cuándo deben preparar cada cosa.

Leonardo apuntó que hay una cierta distensión en las vacaciones y Patricia confirmó que se relajan las reglas: puedes ver tele todo el día e incluso cambia la alimentación. Recomendó, en la medida de lo posible, mantener las rutinas. Fredelle observó que es bueno el periodo de relajación, siempre y cuando no se llegue al extremo de perder el orden y querer recuperarlo en un día. Quizá los horarios no sean tan estrictos, pero deben existir.

Lety Valero, en otra cápsula habló de algunos preparativos:

El regreso a clases puede resultar estresante para muchos niños sin importar la edad (¡No quiero ir!). Pero algo tan sencillo como darle información de cómo van a suceder las cosas les será de gran ayuda. Aprovecha algún momento del domingo para explicarle que va a ocurrir el lunes. Repasa la rutina de la mañana y después explícale quién lo llevará a la escuela, quién lo recibirá ahí y quién pasará a recogerlo. Si se va a ir en el transporte escolar, enséñale dónde lo van a recoger, con quién va a esperar y quién estará en la parada para recibirlo a su regreso. Si tu hijo siente ansiedad ante la vuelta a clases dale esa información lo más clara posible, ayúdalo a estar más seguro y así estará listo para ir al colegio tranquilamente conectar y aprender. LETY VALERO.

Fredelle recordó que antes no se acostumbraba dar información a los niños; se pensaba que o no entendían o tenían que acoplarse y hacer lo que uno les decía. Patricia dijo que ahora las escuelas han cambiado e incluso permiten visitas previas para que sepan dónde está, cual es su salón y su maestra. Antes esto sucedía el mismo día que entraban. También los útiles se pueden entregar antes.

Sobre los materiales,  Fredelle recomendó escoger la mochila adecuada considerando el peso y la edad y, comprar con tiempo la lista de útiles y forrarlos, involucrando al niño para que ponga su toque personal, por ejemplo en las etiquetas.

Para el día previo al regreso, Patricia propuso ofrecerles un domingo tranquilo donde el niño vea que no se está generando ansiedad y Fredelle lo consideró un buen momento para hablar con los niños de sus sentimientos, de su miedo, de su angustia; permitirles sentir y alentarlos y compartir con ellos.

Más preparativos recomendó Lety en otra cápsula:

El lunes, despierta a tu hijo con tiempo. Si ya está en edad de hacerlo sólo recuérdale que ponga su despertador la noche anterior a buena hora. Así evitarás que la prisa por llegar a la escuela se sume al estrés natural que para ambos implica el regreso a clases. El que tú estés tranquilo va a ayudar a tu hijo lo esté sin importar la edad. Cuando lo dejes en la escuela, si se queda triste, considéralo fuerte y capaz de enfrentar ese momento, en vez de sentirte mal o preocupara, respira y piensa que tanto tú como él son capaces de manejar esta situación. Repite a ti mismo “yo puedo con esto y él puede con esto”. LETY VALERO. Educando en conciencia.

Las invitadas hicieron recomendaciones en el sentido de no generar más angustia en los niños, creer en ellos y reforzar conductas positivas recordándoles lo que hicieron bien.

Sobre los adolescentes, Fredelle señaló que la ansiedad en esa etapa tiene a veces que ver con el bullying o acoso escolar y la exigencia académica y que no es fácil integrarse en un grupo social.

estructura2

Sobre la elección de la escuela, Patricia recomendó conocer el programa educativo. No todas las escuelas son para todos los niños y viceversa, hay que buscar una que vaya con la personalidad de tu hijo, ver qué ofrece y si se adapta a tu sistema de vida. No necesariamente la más prestigiada o la que está de moda.

Sobre el rito de la despedida en el primer día de clases trató la última cápsula de Lety Valero:

Si cuando dejas a tu hijo en la escuela o en el transporte escolar se queda intranquilo, haz lo siguiente: primero ofrécele empatía, dile: “tu cara me te sientes asustado de quedarte en la escuela”. Después afírmale que en la escuela lo cuidarán y que ahí  estará seguro. A continuación, respira con el recordando que tu estado sea de absoluta tranquilidad, ya que tu estado emocional regula el suyo. Antes de irte puedes hacer un ritual de despedida que puedes repetir diariamente, como darle un abrazo de oso, o decir juntos una frase. Finalmente, que te vea irte con tranquilidad. LETY VALERO. Educando en conciencia.

En relación a lo anterior, Fredelle planteó la necesidad de distinguir entre el amor y la sobreprotección. La sobreprotección es el amor que hace daño; es el que no le permite crecer, ser independiente, sentirse seguro de sí mismo. Dejarlos enfrentar dificultades porque si  ella no hay crecimiento. Debemos generar hijos fuertes que puedan con la vida ¿cómo?, con amor, cuidado, límites y dificultades.

En las sugerencias finales, Patricia dijo que lo más importante es que los papás se tranquilicen para poder transmitir es tranquilidad a los chiquitos y, a lo ya dicho, Fredelle agregó el validar los sentimientos de los niños, alentarlos hacia una experiencia positiva y amarlos poniendo límites y permitiéndoles vivir sus dificultades.

_________________________

Información sobre el Grupo de Julia Borbolla puede encontrarse en Twitter en @gpjuliaborbolla,  en Facebook como Grupo Julia Borbolla Psicología Integral y en la página www.juliaborbolla.com

Close Bitnami banner
Bitnami