Autor: UNOi

Fecha: 11 de junio de 2015

Clase de proyecto de vida prepara a los jóvenes para los desafíos

Una educadora defiende en un artículo la importancia de integrar al currículo los aprendizajes que ayuden a los alumnos a trazar planes. Milena Mascarenhas. PorVir. […]

c
Foto: © k3studija/depositphotos.com
  • Una educadora defiende en un artículo la importancia de integrar al currículo los aprendizajes que ayuden a los alumnos a trazar planes.

Milena Mascarenhas. PorVir. 9/06/2015.    La sociedad está cambiando de forma muy rápida, a menudo dejando a padres y educadores con dudas sobre a qué dar prioridad en la educación de los jóvenes. ¿En qué competencias se debe invertir para ayudarles a enfrentar los nuevos desafíos? El conocimiento humano se multiplica cada vez más rápido, por lo que la competencia más importante es saber cómo vivir en este contexto de cambios rápidos y ser capaz de encontrar sentido en lo que están haciendo.

Pasada la adolescencia, la entrada en la edad adulta es crítica y puede traer inseguridad, confusión con respecto a los próximos pasos y rutas a elegir. Muchas de las preocupaciones de los jóvenes en este período se pueden minimizar a parir de planes reflexionados y puestos sobre papel.

Pensar en el futuro y hacer planes son aspectos naturales para muchas personas; sin embargo, organizarse para su realización es un desafío. La elección de la carrera profesional es el primer paso hacia la materialización de las aspiraciones, siendo un título universitario una de las formas de ampliar los conocimientos y las bases para hacer realidad los sueños.

Las instituciones educativas pueden ayudar implantando la cultura de proyecto de vida, es decir, ayudar, alentar y guiar a los jóvenes a construir y sistematizar su existencia, fomentando la autonomía, la postura de aprendiz de por vida y, sobre todo, ayudarlos a identificar una causa,  una razón de ser y vivir.

Cada vez más, al joven le urge un propósito de vida, es decir, una razón, un objetivo mayor para lograr en la vida. El año pasado, la fundación Prince’s Trust realizó un estudio con cerca de 750 mil jóvenes británicos y encontró que el 9% no tenía un objetivo en la vida, aumentando en ese grupo las posibilidades de desarrollar depresión y otros trastornos psicológicos. En otro estudio realizado en Brasil por el panel en línea CONECTAí, el 49% de los jóvenes participantes expresó que su mayor temor es no realizar sus objetivos personales, seguido del miedo de no ser feliz en la vida (47%).

El estudio, la estabilidad financiera y la constitución de una familia suelen ser valores compartidos por los jóvenes. Pero, ¿cómo arar ese camino con el establecimiento de metas y estrategias necesarias para lograr lo deseado sin la dispersión de la vida moderna?

Al implantar en el entorno de la escuela la cultura de aprendizaje integrado con el proyecto de vida, el joven se convierte en el protagonista del proceso, convirtiéndose en activo y responsable de la búsqueda de información para satisfacer las necesidades reales de la solución de problemas, para enfrentar dilemas y tomar decisiones.

Con este objetivo, Hoper Educação, en asociación con APEX, implementó en Uniamérica, una materia transversal denominada Proyecto de Vida, integrando el plan de estudios de los cursos. El resultado del trabajo se materializó en el libro Proyecto de Vida para Jóvenes, organizado por mí junto con la profesora Vânia Hernandes.

El objetivo de la materia y del libro es ayudar a los estudiantes en la elaboración del proyecto personal de vida, aumentando la asertividad en la toma de decisiones, dando más significado al propósito de vida personal. Con las metas y objetivos a alcanzar durante toda la vida, que abarcan diferentes áreas de la vida: profesional, financiera, salud integral, autoconocimiento y voluntariado. Y, a través de la sistematización de un proyecto, los jóvenes se orientan en las conductas y en la dirección de la vida, contribuyendo a la mejora personal y de de la humanidad.

El estímulo a la reflexión y el uso de la criticidad propuestos en la materia se apoyan en un abordaje incentivador al uso de las herramientas que la propia persona posee y se tornan palpables a partir de la auto-investigación y la profundización del conocimiento de sí mismas. De este modo, los jóvenes pueden ampliar sus investigaciones teniendo en cuenta la influencia de las distintas áreas de la vida en sus escuelas, ya sea en el contexto de la propia intimidad, en las relaciones familiares y amistades, así como en las cuestiones relacionadas con la carrera profesional, las finanzas y el emprendedurismo.

Proyectos como éste muestran que la universidad puede ayudar en el desarrollo integral del alumno, no sólo en convertirlo en un gran profesional, sino también para transformarlo en una persona más segura y preparada para aprovechar las oportunidades y enfrentar los desafíos.

______________________________________

Milena Mascarenhas es maestra en Historia y autora del libro Projeto de Vida para Jovens. Actúa como consultora académica en Hoper Educação, desarrollando entrenamiento y capacitación sobre nuevas metodologías de aprendizaje.

El artículo original se puede leer en: http://porvir.org/porpensar/aula-de-projeto-de-vida-prepara-jovem-para-desafios/20150609. Traducción: UnoNews.

 

Close Bitnami banner
Bitnami