Autor: UNOi

Fecha: 23 de octubre de 2012

Biomarinos-UNOi: un ejemplo de solidaridad

Ocho estudiantes de La Paz, Baja California Sur, pusieron su juventud y entusiasmo para contribuir a la causa de la lucha contra el cáncer, nadando […]

Biomarinos-UNOi: Karen Adame, José Pfeiffer, Ricardo Cavieses, Noemí Espinosa, Jaime Terrazas, Víctor Castellón, Olga Monzón y Gema Solís.

Ocho estudiantes de La Paz, Baja California Sur, pusieron su juventud y entusiasmo para contribuir a la causa de la lucha contra el cáncer, nadando el pasado domingo en aguas abiertas del Mar de Cortés, en el evento que cada año promueve el grupo Por Ellas.

El equipo de Biomarinos, representando a UNO Internacional, fue uno de los 18 que participaron este año, cubriendo en relevos una distancia de 35 kilómetros, con la finalidad de reunir fondos que se destinan a equipo de detección y pruebas para comunidades de escasos recursos.

UnoNews pudo conversar con Noemí Espinosa, quien nos explicó que dos años atrás participó en este mismo evento –entonces representando a la UNAM–, por invitación de Edna Llorens, promotora de Por Ellas.

Para esta ocasión, Noemí se hizo el propósito de conjuntar un equipo, para lo cual organizó entrenamientos desde hace meses para seleccionar entre sus compañeros de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) a quienes pudieran nadar la distancia. El equipo quedó conformado por cuatro hombres: Ricardo, José Víctor y Jaime; y cuatro mujeres: Olga, Gema, Karen y Noemí.

Con excepción de Víctor que estudia la preparatoria, el resto son universitarios; Ricardo en Ingeniería de Pesquerías, Olga en Derecho y los demás en Biología Marina. De ahí que la mayoría se haya impuesto para determinar el nombre del equipo.

Entusiasta de la natación desde la infancia, Noemí entrena desde los 12 años, habiendo alcanzando un nivel competitivo que ahora busca retomar.

“Nadar en el mar es muy distinto. Me gusta porque puedo ir viendo, cuando es posible, el fondo, la arena, los animales, las corrientes. Lo disfruto mucho”.

Originaria de Ecatepec, en el Estado de México, Noemí llegó a vivir a La Paz hace dos años para estudiar la carrera de Bióloga Marina en la Universidad Autónoma de Baja California Sur. La mayoría de sus compañeros proviene también de distintas partes de la república.

De su carrera le gusta lo que ella llama estilo de vida: “Poder estar en contacto con la naturaleza, la ciencia y la reflexión sobre las relaciones humanas”. Con la ventaja de que además le permite combinar el deporte con sus estudios.

Sobre lo que vivió en el Mar de Cortés, Noemí nos dijo: “Es una experiencia que te deja marcado en cuanto al compañerismo, la actitud y la fortaleza mental para poder llevar a cabo un nado largo y no desistir”.

Aunque no se trata propiamente de una competencia, todos los equipos quieren hacer sus mejores tiempos y llegar antes a la meta. Por ello, nos dice Noemí, “lo esencial es que salgan primero los más rápidos en el nado para poder ganar ventaja y separarse de los demás. Según la velocidad de cada quién, los equipos  se van dispersando”.

El recorrido transcurrió sin ningún problema, aunque Biomarinos tuvo que enfrentar en un trecho una fuerte corriente adversa que dificultó su avance por un tiempo. Aquí, Noemí destaca el compañerismo del equipó animando y echando porras y orientando desde la lancha a la pareja que le tocó nadar en ese momento. Para cubrir el total de los 35 kilómetros, los integrantes nadaron en parejas de manera alternada cinco veces, por espacio de media hora.

“Nadar en el mar es diferente, el cansancio a veces te hace desistir”

Sobre la causa, Noemí considera una muy buena idea el que se fomente la salud a través del deporte. Señala que en la región hace falta esta mentalidad. “Es muy bueno que los residentes de aquí adopten esa cultura, que sea un hábito cultivar la salud y prevenir enfermedades; qué mejor que a través del deporte”.

Al finalizar la jornada al caer la tarde en La Paz, nadie desistió y los 144 participantes que iniciaron llegaron a la meta. El equipo de Biomarinos fue el noveno en llegar y fue recibido con el mismo entusiasmo que el primero. Su tiempo de 10 horas y 20 minutos, los dejó más que satisfechos, considerando que la mitad del equipo no son nadadores con entrenamiento constante.

La medalla por su participación, más que un premio es para Noemí “algo simbólico que representa que hiciste el nado, que lo pudiste lograr; pero la huella que deja en cada uno es personal, más interna”.

Para concluir, Noemí Espinoza expresó su agradecimiento a nombre propio y el de su equipo a UNO Internacional y a Edna Llorens por la oportunidad de participar y contribuir con esta causa.

_______________________________________________

A sus 23 años, Noemí planea en el corto plazo continuar su entrenamiento en triatlón para clasificar a la próxima universiada nacional y representar a la UABCS, además de iniciar su anteproyecto de tesis.

Para el mediano plazo, piensa conformar un equipo de natación de la UABCS y concluir satisfactoriamente su licenciatura en Biología Marina. Después de eso, decidirá si estudia una maestría o dedica algún tiempo para desarrollarse como instructora/guía de buceo.

 

Close Bitnami banner
Bitnami