Autor: UNOi

Fecha: 8 de febrero de 2016

Así es como se aplicará la prueba PLANEA en 2016

Para dejar en claro la forma en que se llevará a cabo la aplicación de la prueba del Plan Nacional para la Evaluación de los […]

Para dejar en claro la forma en que se llevará a cabo la aplicación de la prueba del Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (PLANEA), Leonardo Kourchenko reunió –en la pasada emisión de Educación XXI que transmite W-Radio–, a funcionarios de la Secretaría de Educación Pública, del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, así como a representantes de las organizaciones Mexicanos Primero y México Evalúa.

Ana María Aceves
Ana María Aceves

Para iniciar, Ana María Aceves Estrada, directora de la Unidad de evaluación y planeación educativa de la SEP,  afirmó que la prueba PLANEA 2016 sí se aplicará en la modalidad que estaba programada, que es el uso pedagógico de los resultados para la escuela. En 2015 se aplicó a una muestra de alumnos para dar resultados por escuela y en este año el esfuerzo se centra en dar información adicional; hacer una evaluación censal de alumnos que devuelve información al docente sobre sus alumnos y al director para que conozca los resultados por grupo, del grado evaluado. La prueba se aplicará en tiempo y forma de acuerdo a lo programado los días 17 y 18 de junio para Primaria y para secundaria el 15 y 16 del mismo mes

Jorge Hernández Uralde, titular de la Unidad de Evaluación del Sistema Educativo Nacional del INEE, precisó que PLANEA es un conjunto de pruebas que se aplican en distintos momentos en tres modalidades y con propósitos específicos. 1º una prueba diseñada parta dar inf a la sociedad en su conjunto, a las autoridades federales y estatales, respecto al nivel de aprendizaje que alcanzan los niños y jóvenes del país respecto a aprendizajes clave en dos campos  formativos: matemáticas y comunicación y lenguaje. Esta evaluación se hace cada 4 años se le conoce como Evaluación referida al sistema educativo nacional.

Jorge Hernández Uralde
Jorge Hernández Uralde

La segunda –que es la que nos ocupa en 2016–, es la Evaluación referida a los centros escolares y que está orientada a dar información contextualizada a dichos centros. Que conozcan el avance que están teniendo sus niños, en particular en este conjunto de aprendizajes. Es información que va a ser útil para mejorar la gestión del centro escolar y para planear adecuadamente distintas estrategias de la práctica docente. Ésta prueba se aplica cada año.

La tercera modalidad es la que se aplica a los niños que ingresan al 4º año de primaria y que tiene propósitos estrictamente diagnósticos para uso fundamentalmente del docente, que le permita identificar fortalezas y debilidades y ajustar en consecuencia su plan de trabajo. Y también, para que la institución educativa rediseñe su plan como centro escolar.

Sobre las noticias que se dieron en la semana respecto a la segunda modalidad, Hernández Uralde señaló que se dijo que la aplicación iba a tener una modalidad diferente, no que no se fuera a aplicar. Se decidió que en este año, en vez de aplicar la prueba por agencias externas, fuera una autoaplicación para fines diagnósticos. El siguiente año se hará con agencias externas para efectos de rendición de cuentas del centro escolar. Destacó que esa información no sirve para rendición de cuentas a la sociedad en su conjunto, que es el propósito de la primera modalidad. Consideró que la forma en que se comunicó generó confusión, en parte porque la sociedad no está acostumbrada a la nomenclatura.

Explicó que la primera modalidad es responsabilidad total del INEE y las otras dos son responsabilidad de la SEP; en cada caso, con recursos propios.

Al respecto, Jesús Álvarez, coordinador de asesores del subsecretario de planeación de la SEP, agregó el INEE interviene también en el diseño de las pruebas y en la validación de la información en la segunda y tercera modalidades. Sobre los observadores externos dijo que sí habrá cambio de maestros y habrá padres y representantes de la sociedad civil observando. Respecto a la rendición de cuentas, informó que los resultados se publicarán en la página de la SEP.

Jennifer O´Donohue
Jennifer O´Donohue

Por su parte, Jennifer O’Donohue, directora de investigación de Mexicanos Primero, recordó que el documento rector de PLANEA señala, sobre la modalidad de logro referido a los centros escolares, los propósitos de proveer información contextualizada a los centros escolares; aportar información para el monitoreo, la planeación, programación y operación del sistema; y, que la supervisión se centre en el aprendizaje de los niños. Cuestionó cómo se hará esto si no se cumplen los propios lineamientos del INEE que dice que: 1) Los resultados para ser confiables deben ser con aplicadores externos y, 2) supervisión y verificación por parte del INEE.

A solicitud de Leonardo, Jesús Álvarez, aseguró que sí habrá observación externa, pero no va a existir este control que se había diseñado para estas aplicaciones censales en este año, porque se le da este giro de que un año se hace aplicación censal con control externo, el otro se hace aplicación censal para fines de autodiagnóstico.

Otro objetivo señalado por O´Donohue fue el que la escuela pueda ver su eficacia a través del tiempo. ¿Cómo tenerla si en este año los resultados no son confiables? Si la prueba la aplica el propio centro escolar, puede haber inflación de números. Sostuvo que lo que están proponiendo no es lo que dice el documento original del INEE. Tampoco, dijo se cumpliría el objetivo de que cada centro pueda comparar sus resultados con otras escuelas, al no ser confiables los resultados.

Marco A. Fernández
Marco A. Fernández

En su turno, Marco Fernández, investigador de México Evalúa, se refirió a las declaraciones de la presidenta del INEE quien dijo que no se iba a aplicar por una restricción presupuestal. Después, el Secretario de Educación dijo que las razones eran técnicas, de acuerdo con investigaciones de la SEP y el INEE que demuestran que no hay una utilidad en tener la prueba cada año. Recordó, que el propio INEE reconoció que el Talón de Aquiles de la prueba ENLACE fue la autoaplicación e hizo énfasis en que no hay mala fe por parte de organizaciones en su crítica, sino la finalidad de de mejorar la educación y las políticas públicas.

Jesús Álvarez se pronunció por no entrar en los detalles técnicos y opinó que se ha usado lo técnico para descalificar, como ocurrió en un reciente desplegado de prensa.

Ana María Aceves consideró que la confusión obedece a las tres modalidades de evaluación. La prensa y las organizaciones, dijo, se han centrado en conocer los resultados nacionales y el avance, las cifras históricas y la serie histórica, lo que corresponde a la prueba que se aplica cada 4 años. Aclaró que no hay subordinación del INEE a la SEP. Reiteró que la prueba de este año, referida a los centros escolares para el uso pedagógico de los resultados, sí se va a hacer.

Respecto a los controles Aceves dijo que el aplicador externo no es el único mecanismo de control. Platicamos con nuestra normativa que es el INEE y decidimos aplicar la prueba del año pasado, que ya fue cuidada y ya hay un referente, incluso un resultado para cada escuela, que nos va a ayudar a determinar la confiabilidad. Será la misma prueba, con los  mismos niveles de logro establecidos por un comité de expertos y aplicada a una población diferente. Entre los mecanismos de control adicionales, mencionó un software para detectar patrones  de respuesta incorrecta, dictado y preparación de alumnos. Reiteró que habrá observadores externos como padres de familia y organismos de la sociedad civil.

a lo anterior, Jesús Álvarez agregó la rotación de maestros e invitó a Mexicanos Primero a participar en la observación.

Jennifer comentó que era la primera vez que escuchaban sobre observadores ciudadanos y objetó el que los padres de familia pertenecen a la comunidad escolar, y que que de acuerdo a los lineamientos del INEE no deben participar.

Álvarez señaló que había incongruencia por parte de Mexicanos Primero que publicó durante años publicó los resultados de ENLACE como verdaderos y ahora descalificaba la observación por parte de los padres de familia. Jennifer respondió que su interés han sido siempre los niños, las familias y los maestros y su cuestionamiento era en el sentido de que el INEE enfatizó que no hay confiabilidad sin aplicadores externos y ahora daba marcha atrás.

Hernández Uralde precisó tres puntos: 1) sí hubo una decisión de la SEP en el sentido de dar un sentido diferente a la aplicación que estaba prevista; 2) sí hubo una consulta con el INEE y, 3) no se vio que afectara el sentido y alcance de la evaluación prevista, porque se asume que se va hacer con carácter diagnóstico. Si quiero sacar líneas de tiempo sobre la eficacia de la escuela la SEP dice que esa línea de tiempo será cada dos años. Sobre los recursos, consideró adecuado ahorrar 200 millones de pesos si el resultado no va a tener el enriquecimiento en el colectivo escolar. Todos los planes se pueden ajustar y mejorar, dijo. Aclaro también que el INEE aún no emite un lineamiento preciso para explicar el uso que va a tener la información que derive de la prueba del 2016.

En los comentarios finales, Marco Fernández dijo que el propósito de las evaluaciones es tener mejores instrumentos para que los maestros sepan qué está funcionando y qué no en la forma de enseñar a sus alumnos; para que los padres sepan los resultados del sistema educativo y, para que las autoridades federales y estatales tengan mejores instrumento, como por ejemplo, lograr una mejor formación docente. Esa parte, consideró el investigador, el sistema educativo no la ha logrado de manera satisfactoria; no usamos la prueba como deberíamos usarla.

Ana María Aceves dijo que la decisión anunciada por el Secretario de Educación está avalada con la publicación del calendario de evaluación el 15 de diciembre de 2015. No es una evaluación nueva, aplicamos la misma del año pasado. Agregó que los controles están garantizados y que el INEE tendrá la última palabra en cuanto a la utilización y validez de los resultados.

Jennifer destacó el trabajo por la transparencia de su organización  e insistió en que para poner el aprendizaje de los niños en el centro de la discusión, para saber si el estado está cumpliendo con su obligación de garantizar ese derecho, tenemos que medir con métodos confiables que decida un instituto autónomo.

Jorge Hernández reiteró que Sí habrá evaluación y la información derivada tendrá el uso que permita la naturaleza de la información. ¿Quién lo va a juzgar? El INEE y definirá también la normatividad que de claridad al respecto.

Por último, Jesús Álvarez recordó que los resultados estarán en el portal de la SEP. Consideró aberrante que se cuestionara la Autonomía del INEE. ¿Qué hizo la SEP? Consultó con el INEE y éste dijo adelante. El INEE es el único que nos tiene que calificar, concluyó.

___________________________________

El audio del programa completo puede escucharse aquí.

Close Bitnami banner
Bitnami