Autor: UNOi

Fecha: 7 de septiembre de 2012

Aislados el avance es más lento

Este viernes en Panamá, la primera ponencia del congreso Educación XXI corrió a cargo de Antanas Mockus, personaje destacado de Colombia tanto en la vida […]

Este viernes en Panamá, la primera ponencia del congreso Educación XXI corrió a cargo de Antanas Mockus, personaje destacado de Colombia tanto en la vida académica como política, quien comenzó por bendecir a la vida por la oportunidad de estar reunidos y recordó con cariño a dos de sus profesores de antaño.

Para entrar en materia, Mockus preguntó al auditorio. “¿Cuál es su mayor orgullo en la vida?” y pidió lo comentaran a su vecino. Ante la imposibilidad de hacerlo uno por uno, pidió que levantaran la mano sucesivamente quienes ubicaran su respuesta en distintos órdenes: la identidad profesional, la familia, los logros personales, el sentido de pertenencia a un credo o un país, etc. Por mucho, fue la familia el caso donde más manos se alzaron. “Acabamos de sondear un territorio bonito –dijo Antanas– que no es de valores declarados sino encarnados”.

Y ya en el tema de los valores, Mockus mostró un gráfico con un ejercicio de un profesor de la Universidad de Michigan, basado en una encuesta mundial de valores y en el que finalmente ubicó a Colombia como país poco secularizado. Los grupos con la misma religión viajan juntos por el tiempo.

Mockus dijo que la tradición académica se contagia sólo por contacto directo: “Quien nunca tuvo un maestro no podrá serlo”. Se pronunció por la autonomía del educador y su singularidad, pero reconoció que aislados avanzan mucho más despacio. Dijo también que el profesor debe ser capaz de mirar la propia profesión con la mirada crítica que dedica a otras.

Colocó entre los desafíos de la educación en América Latina el tema de la no agresión y el respeto a la integridad del otro. Violencia,  emociones, legalidad, religión, intereses, razones y reglas fueron otros puntos que se entretejieron en la exposición de Mockus, quien para concluir, citó a Max Weber como una advertencia: “Conozco muy poco maestros que no se hayan corrompido con el paso del tiempo”.

«La moralidad de nuestra sociedad –terminó– depende mucho más de lo que creemos de la nuestra”.

 

 

Close Bitnami banner
Bitnami