Autor: UNOi

Fecha: 5 de febrero de 2016

15 actitudes cotidianas que estimulan el desarrollo de los pequeños

Con recursos sencillos y que no requieren de grandes inversiones, los padres pueden ayudar en la coordinación, la inteligencia y la seguridad de los niños. […]

Con recursos sencillos y que no requieren de grandes inversiones, los padres pueden ayudar en la coordinación, la inteligencia y la seguridad de los niños.

Ver a los niños crecen sanos, inteligentes y seguros es el deseo de cada madre y cada padre. Algunas acciones simples de los adultos, que se pueden realizar en casa, en el auto o caminando por las calles, ayudan en el desarrollo de los niños. Eche un vistazo a 15 acciones recomendadas por los expertos para mejorar la coordinación, inteligencia y seguridad de los pequeños:

1. Haga preguntas sobre situaciones cotidianas en el momento que ocurran

Por ejemplo, al ver a una persona mojada, pregunte: «¿De dónde vendría el agua que lo dejó así?» y permita que su hijo responda. «La ampliación de las experiencias observadas vuelve al niño más atento y detallista, lo que influye positivamente en los estudios», explica Gilda Rizzo, especialista en educación de la primera infancia y la estimulación del desarrollo.

2. Emplee palabra correcta cuando el niño use onomatopeyas

Si el niño dice «guau», corrija cariñosamente con «es el perro.» Lo mismo para el gato («miau») o el automóvil («rum-rum»). «No importa que tan pequeño sea su hijo, cuanto antes se le introduzca a las palabras, su vocabulario será más rico», afirma Saúl Cypel, neuropediatra y consultor de la «Primera Infancia» de la Fundación María Cecilia Souto Vidigal.

3. Escuche música clásica con el niño al menos tres minutos diarios

«Es el estilo musical más completo y complejo, por lo que desarrolla una mejor capacidad auditiva de los pequeños», asegura Julia Manglano, especialista en estimulación infantil.

4. Cante canciones de todos los estilos con el niño

No importa el idioma, es importante cantar y animar a su hijo a acompañarle. Esto, de acuerdo con Saúl Cypel, ayuda en la memorización de la capacidad y la extroversión.

5. Anime al niño a bailar

Al reproducir música, pídale que baile; si el niño es muy pequeño y no sabe cómo, haga algunos pasos y dígale que le imite. «La danza despierta la conciencia sobre los propios movimientos», explica la educadora Gilda Rizzo.

Foto: © Olga Demchishina/depositphotos.com
Foto: © Olga Demchishina/depositphotos.com

6. Que arme rompecabezas desde bebé

Elija un modelo adecuado a la edad del niño y juegue con él para unir las piezas. «El rompecabezas es uno de los juegos más completos, pues trabaja la coordinación motora y la motivación a través de las formas de las piezas y los colores del diseño por armar», dice Julia Manglano.

7. Ayúdelo en todas las etapas hasta comenzar a andar

Siendo bebé, ponga a su hijo sentado en el suelo, con el poto de almohadas. En la etapa de gateo, déjelo en espacios amplios el los que se pueda desplazar. Al acercarse el primer aniversario, tómelo de la mano para que adquiera firmeza en las piernas y empiece a caminar. «Sin el estímulo adecuado, el desarrollo queda desfasado. El niño necesita la ayuda de los adultos «, explica Saúl Cypel.

8. Permita que abra y cierre contenedores / destape y tape ollas

Es bueno para desarrollar habilidades motrices e importante para que el niño comprenda los utensilios de la casa. «Corresponde a los adultos enseñarles que no son juguetes y pueden ser manejados sólo en la cocina, por lo que recibe un bono: la noción de límites», dice Gilda Rizzo.

9. Observe los elementos de la naturaleza

Muestre al niño las diferentes formas de los guijarros o las hojas, los colores de las mariposas o pájaros, los aromas de flores o frutas, y pídale que compare, para desarrollar el pensamiento crítico y la verbalización, según lo sugerido por Julia Manglano.

10. Celebre los logros del día a día del niño

Aplauda, por ejemplo, cuando coma su plato de comida completo o dé sus primeros pasos. El neuropediatra Saúl Cypel nos explica la razón: «A todos le gustan los elogios, y esta aprobación hace que el niño esté más seguro para los desafíos que enfrentará a lo largo de la vida».

11. Proporcione hojas de papel y lápices de colores o crayones

Los pequeños pueden querer dibujar, doblar, rasgar. Déjelos libres. «En este caso, el adulto debe interferir lo menos posible y sólo asistir si se le solicita. Es un gran ejercicio para la creatividad de los niños «, dice Julia Manglano especialista en estimulación.

12. Deje que el niño ruede sobre la alfombra

«Es una manera rápida y divertida para su hijo tome conciencia de su peso y de los límites de su cuerpo,» señala Gilda Rizzo. Si es posible, haga un camino de almohadas en la alfombra para que la actividad se más «suave».

13. Establezca horarios

Los niños necesitan tener una hora para tomar los alimentos, bañarse y dormir. El neuropediatra Saúl Cypel explica que «la rutina desarrolla una seguridad que lleva a una progresiva autonomía y una maduración más tranquila».

14. Abotone y desabotone la camisa / amarre las agujetas de los tenis

Cuente los botones, abotónelos en diferentes direcciones (de abajo hacia arriba, de arriba hacia abajo), ate los cordones en más de una manera. Así, de acuerdo con Gilda Rizzo, se desarrolla la coordinación motora y el niño empezará a tener contacto con los números de una manera natural.

15. Lea con los hijos y para ellos

Los beneficios son muchos: el desarrollo del tacto –tanto para que niño manipule objeto como  para pasar las páginas–-, el vocabulario y los hábitos de lectura. Además, Julia Manglano destaca: «Los padres deben leer sus propios libros más cerca de sus hijos. El ejemplo es muy importante».

_________________________________

El artículo original puede leerse en: http://delas.ig.com.br/filhos/2012-12-20/atitudes-do-dia-a-dia-que-estimulam-o-desenvolvimento-das-criancas.html. Traducción UnoNews.

 

Close Bitnami banner
Bitnami