Autor: UNOi

Fecha: 16 de diciembre de 2011

‘No nada más del pizarrón se aprende’

Héctor Rojas. ED. 15/12/2011. ¿Solamente frente al pizarrón se pueden adquirir conocimientos?, se preguntaba la investigadora Irena Majchrzak en la década de los 80, hoy […]

Foto; © christophe rolland/depositphotos.com

Héctor Rojas. ED. 15/12/2011. ¿Solamente frente al pizarrón se pueden adquirir conocimientos?, se preguntaba la investigadora Irena Majchrzak en la década de los 80, hoy los especialistas coinciden al señalar que los ambientes de aprendizaje rebasan las aulas.

“Desde principio del siglo XX hay una preocupación por acercar el aprendizaje a la realidad”, explicó Ángel Díaz Barriga, investigador emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Sylvia Schmelkes, académica del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la Universidad Iberoamericana (UIA), señaló que los niños que viven en comunidades indígenas o rurales responden mejor a una educación que ocupa a la naturaleza como fuente de su saber, el problema es como “sistematizar” y “evaluar” este aprendizaje, acotó la académica.

Además, para generar un ambiente de aprendizaje cercano a la realidad de los estudiantes es necesario un docente bien capacitado y un sistema de escuela flexible que le brinde autonomía al profesor, para ello se requiere un sistema de profesionalización de los maestros, coincidieron Díaz Barriga y Aldo Muñoz Armenta, académico miembro del Observatorio Ciudadano de la Educación (OCE).

Asimismo, Schmelkes dijo que hasta ahora “la escuela es ajena a los modos de aprender de los campesinos y los indígenas”, pues ellos aprenden más de una forma empírica que teórica.

“En el sentido en el cual estoy muy de acuerdo con Irena Majchrzak, es en permitir que la comunidad entre al aula y que la escuela se implique en la comunidad”, agregó la investigadora de la UIA.

De igual modo, los especialistas consultados coincidieron en que un sistema que contemple espacios de aprendizaje tanto dentro como fuera de las aulas podría ser el óptimo para la educación de los mexicanos.

No obstante, en la actual administración los esfuerzos educativos se han concentrado más en los sistemas técnicos de evaluación, los cuales han respondido más bien a las directrices de la Organización para la Cooperación  y el Desarrollo Económico (OCDE), subrayó Díaz Barriga.

“¿Por qué el sistema educativo da la espalda a la naturaleza?, ¿por qué no se enseñan matemáticas a los niños contando los árboles, las piedras, las flores, o que se cuenten ellos mismos entre sí, jugando?, ¿acaso el aire fresco, la belleza de los montes, el espacio enorme para jugar, el río para bañarse, acaso todo esto no tienen valor alguno?”, se preguntaba la investigadora polaca Irena Majchrzak, quien falleció en Varsovia en febrero de este año.

La nota original puede leerse en : http://educacionadebate.org/2011/12/15/7540502/

 

Close Bitnami banner
Bitnami