Autor: UNOi

Fecha: 4 de marzo de 2012

El manejo del fracaso en Educación XXI

En México no existe una cultura del manejo del fracaso como la que hay en algunos países asiáticos, donde equivocarse forma parte esencial del proceso […]

Foto: © Cristina Gárate

En México no existe una cultura del manejo del fracaso como la que hay en algunos países asiáticos, donde equivocarse forma parte esencial del proceso de aprendizaje; mientras que para los mexicanos implica una severa carga emocional que muchas veces impide superar los obstáculos.

Con este planteamiento, Leonardo Kourchenko abrió la emisión de este domingo del programa de radio Educación XXI que se transmite por W Radio. Le acompañaron en esta ocasión el maestro y asesor pedagógico Pedro Landaverde y la maestra Ofelia Desatnik, psicoterapeuta,  maestra en Psicología del Desarrollo y Trastornos del Ajuste Escolar y catedrática en el posgrado de psicología de la FES Iztacala de la UNAM.

La maestra Desatnik comenzó por establecer una diferencia entre el error y el fracaso, ya que éste último puede significar una vivencia de imagen negativa con imposibilidad de futuro y, destacó que sí es posible aprender del error. A partir de ellos –dijo– el maestro puede deducir el curso de pensamiento del niño y encontrar alternativas. La posibilidad de superar los errores dependerá de cómo se interpreten.

En alusión a los maestros, Pedro Landaverde  comentó que antes algunas autoridades escolares veían con buenos ojos a los maestros que de 30 alumnos reprobaban a 20 y en la actualidad se considera que el que reprueba es el propio profesor.

Luego de una rica discusión que abarcó aspectos como el sistema educativo, el contexto familiar, las evaluaciones y las tendencias  a etiquetar, Ofelia Desatnik se detuvo en el aspecto de la Metacognición, que implica una reflexión sobre cómo aprendemos. Comentó que tienen más éxito los alumnos que reflexionan sobre su metodología que aquellos que trabajan por ensayo y error.

A manera de conclusión, la maestra Desatnik recomendó a los maestros: enfocar las partes positivas, construir historias de éxito y no evaluar los errores como fracasos; detectar individualmente las áreas de dificultad y trabajarlas con el niño para encontrar un método para llegar a una respuesta diferente; trabajar colaborativamente, organizar el tiempo y la calidad de la relación; cuando ésta es positiva –dijo– van a trabajar mejor que si es la relación penalizadora: debe haber reconocimiento.

A los padres pidió tomar en cuenta la opinión de los niños para determinar dónde está su área de frustración y dedicar tiempo para hablar el sentimiento. Propuso también estar en contacto con los maestros y los programas y compartir experiencias con otros padres.

Foto: © Cristina Gárate

El audio completo del programa puede escucharse en: http://www.sistemauno.com/web/fracaso.html

Close Bitnami banner
Bitnami