Autor: UNOi

Fecha: 9 de diciembre de 2011

Advierten a maestros de riesgos en redes sociales

National Public Radio. Traducción Válek Rendón. 9/12/2011. El nuevo y siempre cambiante mundo de las redes sociales ha difuminado la línea entre privado y público, […]

Foto:© Luca De polo/depositphotos.com

National Public Radio. Traducción Válek Rendón. 9/12/2011. El nuevo y siempre cambiante mundo de las redes sociales ha difuminado la línea entre privado y público, trabajo y vida personal, amigo y desconocido. Esto se ha convertido en un reto particular para los maestros, quienes rápidamente pueden generar preocupación entre estudiantes y padres por publicar comentarios o fotos en línea.

En Estados Unidos, hay casos de maestros que han sido despedidos por declaraciones que han hecho en Facebook, plataforma que está despertando inquietudes relacionadas con la libertad de expresión.

En una escuela de Nueva Jersey, Estados Unidos, la maestra de bachillerato Viki Knox publicó en una página de Facebook varios comentarios que despertaron una guerra de palabras con padres y miembros de su comunidad. Todo comenzó con su opinión de que una exhibición escolar sobre historia gay debía ser cancelada, luego pidió a sus amigos orar por los homosexuales y, finalmente, describió a la homosexualidad como un “pecado pervertido”.

Dirigentes del distrito al que pertenece la escuela donde trabaja Knox iniciaron una investigación a petición de los padres de familia; además, activistas en favor de la homosexualidad y defensores de la maestra tuvieron enfrentamientos en reuniones escolares.

“Ella tiene el derecho de publicar lo que quiera como ciudadano, pero no como maestra”, dijo uno de los manifestantes.

“Viki tiene el derecho de expresarse libremente”, alguien más respondió.

Consecuencias en línea

La maestra Knox fue suspendida mientras la investigación continúa.

También en Nueva Jersey, otra maestra de primer año que trabaja en una primaria con mayoría de estudiantes latinos y de color puede perder su trabajo luego de comentar en Facebook que se siente “una guardián de futuros criminales”.

John Palfrey, del Centro Berkman de Internet y Sociedad en la Universidad de Harvard, afirma que siempre ha habido maestros que dicen cosas “tontas”, pero ahora las redes sociales amplifican esos comentarios.

“Hay un concepto muy simple: la naturaleza de la conversación está cambiando en la era digital y las consecuencias de decir algo tonto son mucho mayores”, afirma Palfrey.

“La gente puede ser despedida por decir algo que de otra manera habría sido rápidamente olvidado”.

Políticas sobre redes sociales en las escuelas de EU

Diversos distritos escolares en Estados Unidos están empezando a interesarse en el tema de las redes sociales, y frecuentemente se mencionan las reglas en que maestros y estudiantes pueden interactuar en línea. En algunos casos, esto los ha llevado a preguntarse si los maestros pueden usar las redes sociales.

En Ohio, un distrito escolar implementó una política que entrará en vigor el siguiente año, la cual establece la prohibición hacia los maestros de hacerse “amigos” de sus estudiantes, además de que también prohíbe responderles o enviarles mensajes por estas vías.

En Florida, el distrito de Lago County estableció parámetros el año pasado, en ellos los maestros son aconsejados a no publicar nada relacionado con los estudiantes, sus colegas o cuestiones de trabajo; además, les recomiendan a los maestros no comentar nada sobre temas con los que sientan coraje hasta que estén “calmados y con la mente despejada”.

En Missouri, en julio pasado el congreso local aprobó una ley que restringe a los maestros el uso de redes sociales que les permiten contactar a sus estudiantes a través de mensajes privados, pero la medida fue abolida en octubre debido a las críticas de que la ley era muy ambigua y podía interpretarse como una prohibición general hacia los maestros para usar Facebook. Las leyes estatales dicen que para marzo de 2012 todos los distritos escolares de Missouri deberán tener políticas de uso de redes sociales.

Consejos del sindicato de maestros de Nueva Jersey

El sindicato de maestros de Nueva Jersey apoya con asistencia legal a los maestros que tienen problemas relacionados con redes sociales. El vocero del magisterio en ese estado, Steve Wollmer, afirma que el sindicato sugiere varias políticas que deben ser atendidas cuando los maestros usan las redes sociales.

“Nunca te hagas amigo o sigas a uno de tus estudiantes en Facebook o Twitter, nunca publiques durante horas de trabajo o usando computadoras de trabajo y, además, nunca publiques nada acerca de tu trabajo en Internet, especialmente acerca de los estudiantes”, recomienda Wollmer a los maestros.

“Creo que estas situaciones son las que les han generado dificultades a algunos maestros”, agrega.

Varios maestros se han metido en problemas por el uso de redes sociales en Estados Unidos, y frecuentamente la Unión por las Libertades Civiles en América (ACLU, por sus siglas en inglés) sale en su defensa con el argumento de la libertad de expresión, sin importar qué tan ofensivos hayan sido sus comentarios.

Ed Barocas, director jurídico de ACLU, dice que los maestros tienen el derecho a expresarse libremente y deben ser protegidos de quien tiene problemas con su opinión.

“Tienes el derecho de decir lo que tienes en la mente, tienes derecho a ser ofensivo, mientras esto no genere una dificultad para realizar tu trabajo en la escuela”, dice Barocas.

Afectando la habilidad de enseñar

Barocas también señala que los maestros corren un mayor riesgo al decir algo que afecte su desempeño en el trabajo. Esta misma semana, una directora de una preparatoria en Nueva York apareció en un periódico sensacionalista siendo rociada con chocolate líquido por un hombre descamisado, los estudiantes intercambiaron esta foto extraída de Facebook.

En el caso de la maestra de Nueva Jersey, un juez concluyó que Jennifer O’Brien sí puede perder su empleo por llamar a sus estudiantes criminales en Facebook. La abogada de la maestra argumentó que este comentario era sólo un disparate insignificante dicho en estado de frustración luego de un mal día.

“Ella nunca pensó que todos sus estudiantes fueran futuros criminales, nunca”, dijo la abogada, y añadió: “la gente sacó esa conclusión de que la maestra realmente creía esto, pero en realidad no es así”. De acuerdo con su defensa, esta maestra tiene un desempeño impecable.

Pero la credibilidad y la confianza sí importan en el ámbito escolar, especialmente para los padres. José Iturralde, el papá de un estudiante de la preparatoria donde la otra maestra hizo comentarios en contra de la homosexualidad, explicó que este hecho pone en duda la habilidad de esta docente para enseñar.

“Cómo dices las cosas, y cómo te comportas al respecto es lo que cuenta, especialmente cuando estás tratando con niños”, dice Iturralde. “Los maestros están ahí como un modelo a seguir y publicar cosas como esa o decir cosas como esa es algo inapropiado”.

Esta dificultad que los maestros están teniendo con lo que publican en redes sociales se suma a la problemática del cyberbullying.

Si la maestra Knox desea seguir trabajando en su escuela, deberá convencer a la autoridad de que su idea sobre la homosexualidad no creó una atmósfera negativa entre la comunidad escolar.

La nota original puede leerse en: http://educacionadebate.org/2011/12/09/79463-2/

Close Bitnami banner
Bitnami